domingo, 7 de diciembre de 2008

LOS SUPERHEROES DC DE SEGUNDA FILA.

Cuando uno piensa en "peces gordos", esas franquicias claves y jugosas para DC comics, surgen nombres como Batman, Superman y Mujer Maravilla. Este trío demostró sin dudas que son capaces de vender su propia colección, títulos especiales y cualquier otro tipo de serie derivada. Eso ni discutirlo. La novedad entre algunos críticos es que Linterna Verde esta recuperando una buena posición y lo mismo ocurre con Flash. Todos estos personajes han logrado sobrevivir a causa de lo que ellos son, como fueron creados y la forma que han sido mantenidos. Todos los que hemos visto estas historietas durante décadas, notamos una flexibilidad en tratar cosas diferentes, una gran carga de historias y cosas –algunas para olvidarlas- lo que se ve hoy es una respuesta moderna a la inquietud de sus fans, al poner el mejor talento creativo para mantener a los comics en plena actividad. ¿Y los pescaditos fritos? Son los héroes de la segunda fila como Aquaman, Átomo, Hombre Halcón y me detengo porque la lista del multiverso de segundones es grande. Usemos la historia confusa del hombre acuático como ejemplo de problemas en credibilidad. La gran mayoría de las personas tienen conocimiento o recuerdan al personaje por su serie de dibujos animados de los años sesentas y su participación en la versión animada de la liga de la justicia de los años setentas (los Superamigos, ya se hablo de ellos en este blog) Debe existir una dotación leal pequeña de fanáticos, gente que compra y disfruta el comic cuando en ocasiones sale publicado. Pero hasta los mismos editores en DC admiten que Aquaman nunca ha sido un triunfador que logre sacarse de encima el sello de ‘segundón’, todavía existe el reto de cómo lograr superar esa molestia. Claro que se han intentado en el curso de los años diferentes interpretaciones en la historia moderna del personaje –gran cantidad de giros y cambios en los argumentos- dejando al personaje confuso de leer. DC sabe que muchos lectores los han abandonado en la actualidad por sus competidores y están tratando de elaborar una base fuerte para sus personajes (Batman recibe los últimos ritos ¿otra vez?, Superman se va al espacio ¿otra vez?, reinicio de Legión de superhéroes ¿otra vez?) Lo que ellos tienen que hacer es buscar un concepto central que puedan sostener y apoyar al personaje. Y lo que se plantee sea aceptable y creíble, para evitar cualquier confusión futura, si DC no se descuida, puede que logren hacer que la gente vuelva, pero ¿Cuál versión podría utilizarse?¿el clásico Aquaman, la versión furiosa del manco Aquaman de Peter David o el Aquaman vestido de mallas violeta y azul de Neal Pozner? Ese es el lió con Aquaman. Uno se pone a rememorar y se va a dar con un público dividido. Es todo un salto generacional. A muchos les gustó la apariencia del capitán garfio, otros quieren los guantes verdes y chaleco color naranja ¿Y si tratan de mezclarlos?...se espera que sean juiciosos en DC al momento de decidirse.
Y hablando de flexibilidad, una de las cosas más interesantes sobre esta época actual de los súper héroes en la cultura popular es lo adaptables que son algunos personajes emblemáticos como Batman. Este personaje esta en todas partes desde lápices para colorear hasta ropa de dormir para niños y en juguetes que todo nene en edad preescolar puede usar y paralelamente también aparece en una película sicológica y sangrienta que muchos esperan que obtenga varias nominaciones en las categorías importantes del ‘Oscar.’ Da que pensar.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.