sábado, 3 de mayo de 2008

SUPERMAN: EL LADO POSITIVO DEL FILM DE 1,978.

Es el año de 1,979 y una nueva versión cinematográfica del hombre de acero es estrenada en Perú, la publicidad se apoya en la presencia de actores de cine muy respetados en su país y reconocidos mundialmente: Marlon Brando como Jor-el y Gene Hackman como Lex Luthor. La ultima vez que el hombre del mañana estuvo en las salas de cine fue con las famosas seriales de los años cuarentas protagonizadas por Kirk Alyn (quien hace una aparición fugaz como el sr. Lane en la escena de la carrera del joven Clark Kent y el tren.)


En 1,978, yo vi el film "S.O.S. Submarino Nuclear"(Grey Lady Down, 1,977) estelarizada por Charlton Heston y David Carradine. En el grupo de reparto secundario, aparecieron dos actores que participarían en "Superman": Ned Beatty como Otis -el torpe secuaz de Luthor- y Christopher Reeve como Clark Kent/Superman.
Como coleccionista y lector de historietas, estaba muy interesado en como se vería esta presentación fílmica del personaje y su singular universo (también tenía curiosidad de ver al actor de figura delgada convertido en un musculoso superhéroe, los efectos especiales y las composiciones musicales del notable John Williams.)






Al finalizar la proyección, yo me preguntaba ¿qué interpretación ò significado tuvo este film para mí? que pude ver el espíritu de Superman en la pantalla grande. Su valor al enfrentarse a la adversidad, su sentido del humor, su gran compromiso con el afecto y la atención por la gente. No todo era Krypton, flexionar músculos y volar disfrazado; es sobre la humanidad del papel/rol en "Superman". Es evidente que al aproximarse al personaje del superhombre, trataron de hacernos ver que un hombre, súper humano ò no, tiene la capacidad de lograr hazañas heroicas y si no tiene un sentido del humor sobre si mismo, se convertirá en un aburrimiento grande y pomposo. A causa de todas las cosas impresionantes que puede hacer Superman, él debe moderar sus logros con cierto grado de modestia humana para lograr ser aceptado por otros. Él debe estar lo bastante seguro de sí mismo para hacer bromas y ser receptivo a ellas, si no lo hiciera, sería imposible relacionarse con él y todos sentiríamos una antipatía hacia él.



El aspecto de "Superman" que se muestra es del superhéroe en todo sentido de la palabra, además de ser un atleta súper vigoroso, es también un hombre que ha estudiado y es un caballero, él es alguien quien sinceramente no trata de tomar ventaja injustamente de las personas, aunque posea facultades superhumanas. Lo que yo vi en la dirección de Richard Donner fue su respeto al mito -los campos de trigo en Kansas, el cereal puesto sobre la mesa para desayunar, el juego de rugby en la secundaria- él mostró una nostalgia estadounidense por los años cuarentas sin descuidar los elementos populares de ciencia ficción uniéndolos con la acción que honra la historieta del amigable extraterrestre.



La contribución del elenco -en especial, la del finado Reeve- fue que esta versión mostraba un superhéroe pacifista y considerado, un hombre maduro y honesto que no teme ser vulnerable y ser capaz de cometer errores, de quitar mucho del énfasis del personaje que contenía mucha violencia, ideas de dominación, rasgos imperialistas y de supremacía racial en varios grados con ò sin intención, modos estadounidenses que se trataron de eliminar ò reducir al mínimo. No hay duda que todos ellos querían brindar un entretenimiento familiar claro y bueno.Aquí la línea final es que una vez que se tiene la atención de la audiencia, uno tiene la responsabilidad de hacer algo con ella y no descuidarla.

Tan exitoso fue el film que cuando cualquier persona quería hacer un paralelo entre el Superman de historieta y el del cine, la historieta salía perdiendo debido a la falta de dinamismo, drama y realismo impuesto por Donner y compañía ( indudablemente que "Superman II" logró asegurar al personaje pero pésimas decisiones ejecutivas y la codicia usual de Hollywood causaron que "Superman III" fuera un desastre para los críticos, una deslealtad para sus fans y una pésima película para el público mundial. "Superman IV" trató de recuperar el terreno perdido pero solo logró poner los últimos clavos al ataúd de la franquicia.)
Volviendo a lo bueno de ver "Superman", muchos nos dimos cuenta en aquellos años que se trató de mostrar el mejor ejemplo de respeto a una historieta por parte de un sector de Hollywood, con algunas ligerezas pero logrando el cometido de llevarla a las salas de cine ganando un premio "Oscar" por efectos visuales.
En diciembre de este año se cumple 3 décadas de su estreno en Estados Unidos, créanme cuando les digo que todavía uno puede disfrutar viendo esta versión que se ha convertido en un clásico de películas de superhéroes.
Demos unos grandes aplausos virtuales a todos los que participaron en esta película que nos hizo creer que un hombre puede volar.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.

1 comentario:

¡ MONARCA DEL MAMBO !!! dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.