jueves, 17 de noviembre de 2011

UNA REACCION ANTE EL SUPER CHEQUE DE SIEGEL Y SHUSTER.

Un articulo asombroso de los inicios de la historia de la historieta estadounidense fue exhibido semanas atrás en los medios, el cheque hecho por DC Comics para pagarles a Jerry Siegel y Joe Shuster por el uso exclusivo de su nuevo (en ese entonces) personaje, Superman.
El dueto creativo vendió su creación a esa editorial por $130, 65 dólares para cada uno. Como una gran nota curiosa, el descuidado editor ejecutivo, Jack Liebowitz, al firmar el cheque, se equivocó en escribir los nombres de Siegel y Shuster.
Para muchos, esto es una señal del inicio de todas las humillaciones que recibirían los creadores del hombre de acero, de los editores, DC Comics y ahora por parte de Time-Warner, la corporación que hoy posee la editorial de historietas, con quienes sus herederos mantienen un pleito legal por los jugosos derechos de reproducción (EL JUICIO POR LOS DERECHOS DE SUPERMAN CONTINUA. )
Para otros, es un dato curioso al pensar cuantos personajes, además del ya mencionado, habrían sido comprados en cantidades similares, al estar buscando estrellas súper vendedoras.
Si 130 dólares era una buena cifra en aquellos años treintas, ¿cómo sería al cambio actual? De acuerdo con DollarTimes.com, los $130 de 1,938 ahora serian como $1,978.70.
El total del cheque es de $412, en el primer punto esta Superman, segundo esta el pago por Detective Comics – Junio 1,938 por $210. Luego le siguen los pagos de $36 por Adventure Comics y More Fun respectivamente.
También este cheque parece haber servido como evidencia en la demanda de DC Comics contra Victor Fox en 1,939 (Detective Comics, Inc v. Bruns Publications, Inc - cuando el personaje “Wonder Man” infringió los derechos reservados de “Superman”) como se aprecia al reverso (prueba 25.)
La fecha del cheque es la misma que esta en la parte de arriba del contrato original entre Siegel, Shuster y DC donde se transfería la propiedad del personaje de Superman a la editorial representada por Liebowitz, a cambio de 130 dólares.
En los años siguientes, después de firmar este contrato y cobrar el cheque, Siegel y Shuster intentarían recobrar por la vía judicial, alguna especie de propiedad sobre Superman y una tajada equitativa de las enormes ganancias generadas por las historietas del hombre del mañana y la explotación de la editorial del personaje en todo tipo de mercado.
Con el paso de los años, entre sudor, demandas, desesperación, arreglos y extensiones, los nombres de Siegel y Shuster eventualmente fueron colocados en los créditos que se publican en todas las apariciones de Superman en la editorial.
En 2,008, los herederos de Siegel han triunfado (apelación pendiente) en recapturar la mitad de los derechos reservados de Superman.
En cuanto al cheque, Rob Reynolds (director de consignaciones de ComicConnect) ha anunciado que este será puesto en subasta a principios del 2,012.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.