sábado, 26 de noviembre de 2011

CUENTOS CONECTADOS CON COMPUTADORAS II.

Las historietas autorizadas pueden llegar a ser grandes negocios para una editorial, si saben hacer bien las cosas.
Como ejemplos están juguetes como LOS MICRONAUTAS o ROM, CABALLERO ESPACIAL que Marvel Comics supo como explotar en sus publicaciones.
Esto impulsó a la distinguida competencia de tratar de entrar en el rubro de historietas autorizadas de juegos de video.
La compañía Atari (propiedad de Warner Communications) encargó a DC Comics (propiedad de Warner Communications) a desarrollar suplementos promocionales que serian incluidos en sus paquetes de juegos.
La historieta FUERZA ATARI fue creada por ese motivo.
Estos números especiales estaban incluidos en varios juegos de Atari.
Esta serie seria muy popular entre los consumidores de juegos de video (al ver esto, DC Comics tuvo confianza para publicar su propia versión de Fuerza Atari en octubre de 1,983.)
Para mediados de 1,982, Atari había sacado a la venta un nuevo sistema, Atari 5200.
Eso probó ser un desastre.
Atari comenzó a tener problemas.
La compañía contractualmente requería producir un número estipulado de juegos en ciertas fechas.
Ellos solo tenían 6 semanas para desarrollarlos.
Y tenían que producir más cartuchos de juegos para los pocos sistemas existentes.
1,983 fue el comienzo de la ruina de Atari.
Su tecnología se volvió rápidamente anticuada, la falta de control de calidad se agravó.
Al pasar los meses, ellos perdían más de $10,000 por día, su caída de la cima hasta el fondo en el mercado era inminente.
Para su segundo cuarto del año, Atari tenía perdidas de $310 millones, lo que hizo perder a Warner la cantidad impresionante de $283.4 millones en ganancias netas.
El incomodo contratiempo a sus dueños hizo que DC Comics estuviera forzada a tomar reservas con las nuevas proposiciones y observar las proyecciones del mercado para evitar problemas similares cayeran sobre la editorial al tratar de expandir su línea.
Al parecer el daño en las arcas de Warner Communications fue serio por un momento, hasta el punto que ellos tuvieron conversaciones con la casa de las ideas en febrero de 1,984 (el tema: darles una autorización para los derechos de publicación de todos los personajes DC a Marvel Comics) pero eso es otra historia.
Antes de los problemas financieros, Atari había hecho un trato con DC Comics para crear otro suplemento de 120 páginas que sería dividido en una mini-serie e incluido en los paquetes de juegos en 1,983.
Pero cuando la nueva tecnología irrumpió en el mercado del video cassette, los juegos proyectados por Atari se volvieron obsoletos, obligándolos a cancelar el trato.
La editorial no queriendo desperdiciar 40 paginas terminadas de la historia escrita por Elliot Maggin y Jose Luis Garcia Lopez, decidieron que el suplemento fuese acabado en 24 paginas para lanzarlo como la primera novela grafica DC para competir con su maravillosa competencia que había tenido buena recepción con sus novelas graficas.
Se informó a los lectores que “STAR RAIDERS” (Atracadores Estelares) estaba siendo publicado con el permiso de Atari.
Así que gracias a un suplemento promocional de un juego de video que fracasó es lo que dio inicio a una línea de novelas graficas.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.