viernes, 27 de enero de 2012

LA PARTICIPACIÓN PUBLICITARIA EN LA PELÍCULA DEL HOMBRE ARAÑA.

En la película exitosa estadounidense del Hombre Araña hecha por Sony Pictures en el 2,002 hay una escena en la famosa Times Square de la ciudad de New York.
Como vemos, hay unos avisos publicitarios, sobre lo que ellos denominan valla publicitaria (billboard), en otros países simplemente le llaman cartel de publicidad o cartelera.
En fin, en la película aparece el comercial de USA Today, pero en la vida real, ese lugar era de Samsung.
Por lo tanto, en 2,002, antes que el filme se estrenara, (demorado por las escenas que aparecían en el trailer donde Arañita aparecía capturando unos asaltantes en helicóptero con una telaraña gigante entre las Torres Gemelas, toda una gran secuencia) los propietarios del edificio y la compañía de carteleras se unieron para demandar a Sony reclamando competencia injusta, practicas engañosas de comercio y entrar sin autorización.
La demanda judicial argumentaba que debido a la exposición increíble y valor residual de los avisos comerciales, Two Times Square (el lugar) frecuentemente constituye la atracción de campañas de publicidad y marcas de una corporación.
Sí la conducta de Sony y Columbia Pictures (el sello con la que la película fue marcada) se le permite continuar, es menos probable que las principales corporaciones y anunciantes se contactaran por espacios para promocionar en Two Times Square, 1600 Broadway, o en las otras propiedades de Sherwood porque la cantidad de exposición y, por ende, el valor residual de sus publicidades, se verán reducidas.
Ellos sugerían también que la película haría ver como si la compañía de carteleras vendió el espacio para avisos en el filme a otros interesados.
Al pasar los meses, un juez federal rechazó el reclamo, declarando, “lo que existe aquí es por propósitos artísticos, una mezcla de un Times Square ficticio y el de la realidad, lo cual es central para una escena importante en el filme, de esta manera, sirviendo el propósito teatralmente relevante de orientar al espectador hacia la localización.”
Y por eso la escena fue protegida por la primera enmienda de su país.
¿Por qué no hubo ningún cambio en esas escenas?
Porque la compañía fílmica puede vender el espacio publicitario en la cinta a quienes ellos quieran y la compañía de carteleras no recibe ningún pago.
Fue muy ingenioso, USA Today debe haber pagado a Sony para usar su aviso y aparecer sobre la valla publicitaria
La compañía de carteleras por lo tanto estaba disgustada con Sony por usar sus vallas publicitarias en la película para promocionar una compañía que no les da ni una sola moneda a ellos.
Esto no es diferente que cualquier historia conteniendo una versión ficticia de una localidad del mundo real. Es como si uno fuera a hacer una historieta de su vecindario y allí hay un “Burger King” en la calle. Uno necesitaría consentimiento escrito para dibujarlo o tener que omitirlo de una forma u otra.
Al igual que ellos no están obligados de dar ese permiso, uno no esta obligado a preguntarles y se es libre de manejarlo como si uno hubiese escuchado una negativa.
Lo que es gracioso en estos asuntos fílmicos, es que los anuncios publicitarios no aseguran seguir en vigencia, ejemplo, en “El Hombre Araña” hay publicidad masiva por la línea de teléfono celular Cingular (hoy difunta o rebautizada o comprada.)
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.