jueves, 29 de diciembre de 2011

CUANDO BOB KANE QUISO HACER INOCENTES A TODO EL MUNDO.

Arnold Drake, escritor de historietas National / DC Comics como Tomás Mañana y Contendientes de lo Desconocido (sin figurar en los créditos) logró reconocimiento entre los lectores al encargarse de las aventuras de la Patrulla Condenada, pero siempre sería recordado por la forma insultante que fue despedido de la editorial por haber tenido el valor de exigir seguro de salud.
En fin, el escritor estaba lleno de anécdotas sobre el negocio de las historietas y para celebrar el día de los inocentes, he escogido la historia que él había contado en una convención, hace muchos años atrás.
La historia de Bob Kane y las pinturas de payasos:
“Kane había llegado al punto donde él nunca dibujaba, nada. Nunca dibujo nada en las historietas de Batman, como ya sabemos. Sheldon Moldoff, era uno de sus fantasmas que lo cubrían, había muchos de ellos.
La única vez que Kane dibujaba era cuando tenia que aparecer en algún lugar o en un restaurante, ahí él podía hacer un esbozo, grande o pequeño, del hombre murciélago.
Un día que yo estaba de visita en su casa, estábamos discutiendo sobre una idea para una tira cómica para periódicos y él estaba hablando sobre a quien lo íbamos a poner a dibujarla. Yo no estaba seguro de lo él que iba a hacer, aparte de solo poner su firma.
Yo le dije, ‘Bob, ¿no es una decepción para ti que ya no dibujes más? Tú fuiste una vez un gran artista’…él nunca lo fue pero uno tenia que hablarle a Kane de ese modo.
Él respondió ‘oh, no. déjame mostrarte algo.’ Él me llevo a un cuarto pequeño de su casa. Ese era su estudio. Todo estaba lleno de caballetes y cosas que eran pinturas, pinturas de payaso. Ustedes conocen la clase. Como las que solía representar Red Skelton. Tan solo retratos insípidos de payasos, todos firmados con un “Bob Kane” muy grande.
Él estaba muy orgulloso de ellos. Él dijo, ‘estas son las pinturas que van a ponerme en el mundo del arte. Batman fue un gran ocasión en un mundo y estas pinturas pronto estarán en todas las galerías del mundo.’ Él pensaba que el Louvre iba a sacar a la Mona Lisa para poner sus pinturas de payaso. Yo no tuve el corazón para decirle lo que pensaba.
Pasaron unos meses, estando en DC Comics me encuentro con Eddie Herron, quien es también escritor, nosotros nos ponemos a conversar y el nombre de Bob sale en la charla.
Eddie dice, ‘¿has escuchado? Bob esta siendo demandado por uno de sus artistas fantasmas.’
Yo digo ‘¿cómo es posible eso? ¿Shelly Moldoff demandando a Bob? Pero ellos tenían un acuerdo claro. Shelly sabia que él nunca iba a tener crédito o algo…’
Eddie dice, ‘no, no Shelly.’
Bob estaba siendo demandado por la persona quien había pintado los payasos para él…”
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.