miércoles, 10 de agosto de 2011

SUPERMAN Y BATMAN COMENZARON JUNTOS EN UNA AVENTURA NO POR CUESTIONES CREATIVAS.

Fue bastante notorio en la era dorada del comic estadounidense que Superman y Batman (la pareja más popular los súper héroes DC en formar equipo) no se hayan cruzado sus caminos, ni formado equipo en los primeros trece años de su existencia dentro de la misma editorial. (Exceptuando las alianzas regulares con Batman y Robin en el programa de radio de Superman y sus apariciones juntos en la Sociedad de la Justicia.) Esto se ve bastante raro cuando uno considera el hecho que estos personajes compartían la misma historieta desde 1,941 (¡!) La publicación de 96 paginas se llamaba HISTORIETAS DE LO MEJOR DEL MUNDO (World’s Best Comics) y desde el primer numero Bats y Supes compartían las portadas (incluyendo a Robin) en el siguiente numero hubo un cambio de palabra “Finest” reemplazo a “Best” llamándose ahora HISTORIETAS DE LO MAS FINO DEL MUNDO (World’s Finest Comics) vendiéndose al precio de 15 centavos estadounidenses. El formato era un surtido de cuentos protagonizados por varios héroes, pero siempre había un relato de Superman y un relato de Batman.
Ellos nunca aparecieron juntos en una aventura. Todo esto fue rutinario hasta 1,954, dos años después de la primera unión de fuerzas registrada en las páginas de SUPERMAN #76 en donde los dos héroes se enteran de las personalidades secretas que ambos llevan. En el numero 71 de “Lo más Fino del Mundo” se daría inicio al popular estribillo “sus dos héroes favoritos juntos ¡en una aventura!” La razón para este concepto fue por problemas financieros. En los viejos tiempos, este estilo de tratar con la inflación por las editoras estadounidenses era muy conocido. En vez de subir los precios, lo que hacían era reducir las medidas del producto, tanto el tamaño como la cantidad de páginas de las historietas. El proceso de cambios con “Lo más Fino del Mundo” fue de 96 paginas hasta el numero 9, de 92 paginas hasta el numero 12, de 84 paginas hasta el numero 18, de 76 paginas hasta el numero 54 y de 68 paginas hasta el numero 70.
En adición, el ancho y largo de la historieta se redujo paulatinamente también. Con el numero 71, el recorte de los gastos fue más que evidente, de 68 paginas a 36 paginas con el precio de 10 centavos por copia. En este punto, la historieta NO tenia lugar para dos historias individuales de Batman y Superman.
Los editores decidieron que los héroes unieran fuerzas mensualmente (algo nada fuera de lo común ya que eso sucedió en las ondas radiales) y al ver que hubo buena recepción por los consumidores, así se continuo publicando por años hasta el numero 197. Luego de dejar Mort Weisinger de editar la colección y ser reemplazado por “Julie” Schwartz en 1,970, la historieta se convirtió en “Superman y un héroe DC invitado juntos en una aventura” a partir del numero 198 hasta el 214. Al ser Murray Boltinoff nombrado como nuevo editor de la historieta, él decidió que Batman volviese a ser “socio” de Superman como en la era Weisinger. En los años ochentas, una nueva generación de lectores y críticos veía a la dupla envuelta en aventuras nada memorables, algunas abominables y otras vergonzosas. A pesar de la nueva promoción de más paginas para incluir más héroes como en los viejos tiempos, la historieta no hacia honor a su nombre. Al volver a ser una historieta de formato regular, se buscaba nuevas direcciones en la razón de porque Bats y Supes tenían que formar equipo. La premisa original estaba desgastada para muchos lectores y por fin en 1,985, “Lo más Fino del Mundo” recibió la patada para salir de la circulación en el numero 323. Según Janice Race representando a la editorial DC al dar la noticia, “Batman y Superman han estado haciendo equipo desde 1,954 y ellos verdaderamente no trabajan muy bien juntos.
Ellos terminan su sociedad en equipo amigablemente, al reconocer ambos que ellos combaten el crimen mucho mejor por su cuenta.” Dick Giordano como vicepresidente / editor ejecutivo remarcó, “solo porque estábamos publicando una colección por décadas, eso no significa que deberíamos continuar publicándola para siempre.” Todo esto ayudaba a preparar la cirugía reconstructiva de Superman por John Byrne, pero eso es otra historia ya conocida.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.