lunes, 1 de agosto de 2011

SOBRE SUPER REINICIOS Y SUPER MATRIMONIOS.

Bien, ya todo esta listo para salir a la venta muy pronto, confirmando lo que todos sabíamos de antemano por varias fuentes, SUPERMAN YA NO ESTARA CASADO CON LOIS LANE.
Lo que me hizo pensar “¿Qué, acaso ellos estaban aun casados?
Todos los que todavía gastan su dinero en las colecciones de Superman saben que el matrimonio fue mostrado en las historias con extrema irregularidad.
Primero vimos a Supes ir a jugar a Nuevo Krypton por un año. Cuando él regresó, decidió ir a vagar por otro año.
Entonces cuando las ventas comienzan a bajar, el grupo editorial planea el reinicio de todas las historietas DC (Batman y Linterna Verde no necesitan reencauches porque todos están felices con sus status quo actuales que venden bien) la decisión gerencial / editorial de la pandilla WB / DC siente que el hombre del planeta Krypton trabaja mejor, de alguna forma, desconectado del resto de la sociedad y de su matrimonio.
Quizás funcione mejor “desconectado” de la sociedad ¿eso incluye su esposa?
Bastante raro que después de décadas de cimentar una caracterización realista a Lois para lograr ser la “súper mujer” perfecta para Clarkie, ya no quieran que ella represente su conexión a la humanidad (¿la Mujer Maravilla es mejor que Lois Lane en ese punto?)
Pero es difícil de verlo “desconectado” de la sociedad. Supes sigue siendo perfil alto.
Continua conectado a la Liga de la Justicia, continúa teniendo su súper prima. Continua teniendo un súper clon “hijo / medio hermano.”
En fin, DC ha estructurado reglas sobre el nuevo status quo y ha conseguido creativos que se sientan cómodos en esa restricción.
Para los escritores de hoy, súper-matrimonios son difíciles de sacar adelante porque los efectos de un trabajo estresante sobre una esposa es difícil de representarlos de una manera creíble o aceptable para la editorial.
La moda de erradicar súper-matrimonios al re-escribir la continuidad lo único que causa es ver innecesariamente un lado cobarde de los héroes. Si no quieren que el Hombre Araña (que gracias a “Satanás” es soltero) o Superman sigan casados, entonces enfrenten el tema con realismo y publiquen la historia de sus divorcios.
La razón por la que el matrimonio es eliminado es porque editores / escritores no saben como hacer historias con dos personas casadas.
El contenido de las historias de orígenes (por los escritores etiquetados por críticos y lectores como “fanboys”) desde “Regreso a Krypton” de J. Loeb hasta “Birthright /Primogenitura” de M. Waid hasta “Action Comics” # 850 de K. Busiek hasta el anuario de “Action Comics” #10 de R. Donner & G. Johns hasta “Origen Secreto” de G. Johns hasta este ultimo truco, esta diseñado para atraer a consumidores de historietas y películas, pero nada de lo que se hecho hasta hoy ha servido para la aceptación del clásico personaje para el siglo actual.
El hecho que ninguno de estos reinicios haya durado por más de dos años en el tiempo real es una indicación de continuos fracasos editoriales supervisados por Dan DiDio.
DC no consigue a un escritor que pueda reinventar al personaje con ideas nuevas que no se hayan hecho antes, situación parecida a la marvelización presentada por John Byrne y Marv Wolfman en los años ochentas.
Ellos y DC (el régimen de Jenette Kahn) estaban de acuerdo 100% en hacer una historieta DC que se leyera como una historieta Marvel para captar esos consumidores.
Al mismo tiempo, ellos y DC le dieron a sus leales consumidores lo que ellos NO querían, que fue una historieta DC que se leyera como una historieta Marvel.
Atraer al fanático de las historietas Marvel (supervisadas por Jim Shooter) fue totalmente una forma de alcahuetar y fue una alcahuetería bien escrita. No es nuevo, para obtener un nuevo aderezo a tu producto hay que robar los tipos talentosos de las otras compañías y dejarlos que se sientan a sus anchas para mejorar la línea.
Lo que falla ahora tal vez no sea lo que los lectores necesitan o lo que quieren, sino que el universo DC ha sido supervisado por ineptos editores encabezados por DiDio.
Estos trabajan a la inversa de editores como el finado Archie Goodwin, quien fue un editor querido y respetado que lograba sacar la mejor historia de cualquier escritor.
Y uno de los editores ejecutivos de la casa de las ideas ha estado DANDOLE A SU DISTINGUIDA COMPETENCIA EN CIERTOS CLAVOS SUELTOS.
Yo no puedo quitarme la idea que todos estos cambios en visualización y caracterización son debidos al pleito legal con los Siegels y Shusters.
El objetivo es evitar los elementos que estaban en sus primeras apariciones del personaje.
Es de locos que unos calzones y mallas sean parte de un acuerdo legal.
Hablando sobre el súper matrimonio, personalmente, nunca tuve problemas con eso.
La eliminación del sagrado sacramento de la continuidad es obvio que es una decisión corporativa.
Es la necesidad de buscar nuevos consumidores porque las ventas del comic están bajando y desensamblar al personaje antes que no tengan más remedio, sí pierden el juicio, el juicio contra los herederos de los legítimos creadores de Superman.
Hay que desarmarlo antes que ellos.
Diane Nelson y su gente deben pensar que esto es lo que necesitan sus personajes.
Con el éxito que fue su teleserie “Smallville” y varios asuntos legales sobre su cabeza acerca de lo que se puede usar y no con el personaje, no seria impactante saber sí los ejecutivos le dicen a los editores lo que ellos quieren, y entonces la editorial interpreta eso para terminar consiguiendo gente que juegue con esas reglas.
Mientras tanto, ya vieron el par de paginas de Lois teniendo relaciones sexuales con otro hombre como un adelanto de lo que viene en el “renovado” universo DC y para hacer patente ante nuestros ojos (y oídos de Supes) que todo será diferente ¿Por cuánto tiempo?
Hasta el siguiente reinicio, claro.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.