jueves, 23 de junio de 2011

LAS CUBIERTAS CAPCIOSAS DE LOS CUATRO FANTASTICOS.

Durante finales de los años cincuentas, Marvel fue realmente distribuida por Independent News, la cual fue parte de la misma compañía que poseía DC Comics. Los términos del contrato de distribución con su competidor no fueron grandiosos, pero para la editorial de Martin Goodman, eso era mejor que no publicar ninguna historieta. Mayores detalles hay en CRISIS EN EL UNIVERSO ATLAS.
Como sabemos, en algún momento en 1,961, Goodman vio que los súper héroes estaban vendiéndose bien en National / DC. La forma de cómo se dio cuenta es algo que probablemente nunca alguien estará 100% seguro. La leyenda más destacada siempre ha sido que Goodman estaba jugando el golf con Jack Liebowitz de DC (editor ejecutivo) y este fanfarroneaba de lo bien que se vendía LIGA DE LA JUSTICIA DE AMERICA (también podríamos considerar que le dio un consejo) pero el hecho que permanece en 1,961, es que Goodman ordenó sacar su propia historieta de superhéroes, resultando ser LOS CUATRO FANTASTICOS por Jack Kirby y Stan Lee. Sin embargo, parece que en Marvel, todavía no querían que todos descubrieran que estaban por regresar al género de súper héroes. Si uno ve los dos primeros números de la colección bi-mensual de los 4 Fantásticos, no parecen ser muy diferentes de las historietas de los géneros de monstruos y ciencia ficción que la editorial publicaba en ese momento: RELATOS PARA ASOMBRAR, JORNADA HACIA EL MISTERIO y RELATOS DE SUSPENSO.
Si hacemos comparaciones con las portadas contemporáneas, no podemos ver una gran diferencia. Los 4 Fantásticos se veían como personas extrañas peleando contra monstruos. Superhéroes son los que llevan disfraces, por eso al estar con ropa de calle en las portadas, el cuarteto no se veía muy “súper.” Esta táctica de despistar continúo hasta el número 3 con una portada de Kirby que no salio publicada. Existen dos posibilidades del porque Marvel Comics manufacturaba portadas intencionalmente engañosas. Primero, Goodman, Lee y Kirby podían estar indecisos en disgustar a National / DC por competir contra su prospera línea de historietas de súper héroes, por temor que pudiese afectar su acuerdo de distribución. Ese es el engaño, las portadas prometían cuentos de monstruos y en el interior eran cuentos de superhéroes/monstruos. Una salida pequeña a su ya restringido numero de historietas publicadas. Pero al ver que al paso de los meses no hubo ningún reclamo por los dos primeros números de LOS CUATRO FANTASTICOS, el grupo Marvel debió pensar que no había ningún problema y procedieron a hacer las cosas sin secretos. Segundo, la misma Marvel se puso a pensar que quizás sus súper héroes no se venderían bien, así que se decidieron por la cautela al seguir manteniendo la presencia de un monstruo en sus conocidas portadas. De cualquier manera, después que Kirby tuvo lista la portada para el numero 3, con un monstruo en el centro de la portada, en Marvel se decidió que no había que ocultar el aspecto súper heroico de los 4 Fantásticos por más tiempo y se archivó esa portada para mostrarnos la que presentaba oficialmente al cuarteto uniformado y volando en su Fantasticarro. Ahí se aprecia otra concesión a la “restricción”, ellos usan UNIFORMES, no disfraces. Si todos llevan puesto el mismo traje, son “uniformados” NO “disfrazados.” El ultraje fue la subida del precio en los comics a dos centavos (¡!) Y lo que sigue, como todos sabemos, es historia. Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.