sábado, 4 de junio de 2011

LAS DIFERENCIAS IRRECONCILIABLES ENTRE ESCRITOR Y EDITOR DE LOS VENGADORES.

Cuando se ve la escena del recuerdo de Monica Rambeau / Fotón con el Capitán América en NEXTWAVE: AGENTES DEL O.D.I.O. #5, algunos sabemos que había una razón, estaba dedicada a los antiguos lectores. Pero para que la nueva generación entienda mejor, tenemos que retroceder a 1,982, cuando la editorial Marvel, Roger Stern y John Romita, júnior presentaron una nueva súper heroína a quien se le dio el nombre disponible y ya registrado de “Captain Marvel II,” para los lectores de habla hispana, se le conocía como Capitana Maravilla. Según Stern (escritor de EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA y LOS VENGADORES), su inspiración para crearla fue que había demasiados súper “héroes” de “nuevos sabores” en la industria que no se veían heroicos, y quería un súper héroe agradable y honesto que no se comportara como “idiota.” Después de su debut en el ANUARIO DEL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA, esta joven heroína se unió a los Vengadores como miembro en entrenamiento y rápidamente logró destacar en el grupo hasta el punto de convertirse en la líder del súper equipo.
Lo cual fue una proeza notable por ser la primera súper heroína importante de piel negra. Todo funcionaba bien, la historieta y sus lectores, pero en 1,988, el editor de LOS VENGADORES, Mark Gruenwald, tenía sus propias ideas sobre la Capitana Maravilla. El editor quería que el Capitán América se convirtiese en el líder del equipo. Una teoría conspirativa de ese entonces era que “Gru” quería eso para promocionar a su “nuevo” John Walker / Capitán América que reemplazó a Steve Rogers (quien asumió la nueva identidad de “El Capitán”) en la colección del Cap…historieta que era escrita por Gruenwald y no solo eso, también quería que la muchacha mostrase ser una líder inferior antes que ella abandonase el equipo, presumiblemente para enfatizar lo inepta que era en el cargo. Lo que no esperaba Gruenwald fue que en ese momento, Stern razonablemente se resistiera a hacer semejante movida sin verse ante muchos lectores como racista ó sexista.
Por lo tanto, Stern que había estado escribiendo en LOS VENGADORES por un memorable recorrido de cinco años fue sacado de la colección en el numero 285. Stern logró que se publicara una breve nota en la sección de cartas, despidiéndose de todos y dando las gracias a los que lo apoyaron.
En la misma página, Gruenwald con bastante espacio en su columna, dio una perorata tratando de explicar su versión de lo sucedido y que su decisión final fue por lo mejor para la colección. Justamente todo esto sucedía cuando “Gru” fue ascendido a ser la mano derecha de Tom DeFalco, flamante editor en jefe de Marvel, ya que acababa de ser despedido Jim Shooter. Temporalmente estuvo Ralph (no el actor) Macchio en la serie para completar la historia de Stern (LOS VENGADORES # 286-290) y luego oficialmente en el número 291, se hizo cargo Walt Simonson. Ambos escritores básicamente siguieron las ordenes del flamante editor ejecutivo: hacer que la capacidad de Monica para dirigir al equipo comience a fallar, que los otros miembros comiencen a dudar de ella, que la misma Capitana comience a sentirse inútil en su puesto, hasta que todo empeora para ella en una misión donde casi pierde la vida, logrando sacarla de la colección en el numero 294. Simonson pudo luego seguir con sus propias ideas por unos meses hasta llegar al numero 300 para irse de la colección. Siempre que le preguntan a Stern que ocurrió, él dice que “Gruenwald me dio una orden que yo pensaba era insensata y un poco más que desagradable. A pesar de eso, yo pase un par de semanas tratando de encontrar una forma para cumplir y que preservara la integridad de los Vengadores. Cuando yo no pude, le envié un memorandum para ese efecto y fui despedido de la colección. A mi me hubiera gustado haber discutido más el asunto, pero a mi nunca me dieron una oportunidad. En cambio, yo recibí un mensaje que decía yo estaba despedido.” Desde esa ocurrencia infame con el personaje, ella perdió prestigio, el despojarle del nombre para dárselo a un tercer Capitán Maravilla la colocó en una posición secundaria. Aunque Fotón ha vuelto a una relativa actividad, ella todavía no recibe la atención que la haga destacar como sucedió hace décadas atrás.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.