martes, 2 de noviembre de 2010

PONIENDO PALABRAS PARTICULARES EN HISTORIETAS POR SER PAYASOS.

Poner la palabra “sex” (sexo) disimuladamente en las historietas no es algo nuevo.
Si hasta el actual editor en jefe de Marvel, Joe Quesada, lo hizo en 1,994 con la portada del segundo numero de NINJAK.
Vean por ustedes mismos la palabra colocada en la parte inferior izquierda de la portada, como una ondulación en el agua.
Pero NUEVOS HOMBRES-X #118 logró todo un record, casi se puede ubicar al menos 18 veces la palabra en ingles “sex” en prácticamente todas las páginas de la historieta.
Años después del hecho, el dibujante Ethan Van Sciver confesó haber tenido la idea de hacer eso porque estaba algo irritado en Marvel por alguna razón no especifica y él pensó que podría ser entretenido hacer esa pequeña travesura. Con la complicidad de un entintador (de un grupo de tres que lo ayudaron a terminar el trabajo artístico) y el colorista designado, se llevó a cabo su plan, pero uno ó los dos entintadores que no fueron cómplices, parecen que lograron cubrir las apariciones más osadas de la palabra. El escritor Grant Morrison no sabía nada del asunto.
El resultado final fue considerado divertido, tal vez por no ser una palabra procaz ni altamente ofensiva.
A diferencia de los siguientes casos en que los ejecutantes terminaron siendo patéticos en la payasada.
En EL BRAVO Y EL AUDAZ #197 de 1,983, el comisionado Gordon recibe un paquete del Espantapájaros. Claramente impresa sobre el paquete esta la palabra en ingles “pedophile.”
¿Cuál es el propósito de poner “pedofilo”? ¿Fue idea del escritor de Alan Brennert, del dibujante Joe Staton, del entintador George Freeman, alguien del departamento de producción ó el editor?
Mas allá de ese mensaje raro, la historia era buena en donde por fin se explicaba como Batman y Mujer Gato de Tierra Dos se casaron.
Tan bien considerado era el ejemplar que terminó seleccionado en LAS MAS GRANDES HISTORIAS DE BATMAN JAMAS CONTADAS.
Para esa selección, la editorial ya había editado la palabra.
¿Pero se volvió a cuestionar quien dentro de DC Comics la puso en primer lugar?
Brennert sospechaba que fue Staton o Freeman, quien solapadamente la puso en su historia como un chiste, él recalcó que él no la consideró en el guión escrito.
Y estaba aliviado que en la reimpresión hubiera sido eliminada esa palabra, porque aparte de usar esa palabra inapropiadamente como broma en una historieta de la era de los ochentas, eso era una especie de distracción en la puesta en escena dramática con Gordon.
Pero fue Rik Offenberger de Archie Comics, quien descubrió al bufón, Joe Staton y este declaró en su descargo:
“El comisionado Gordon sostenía una caja de zapatos y en ese momento yo pensé que seria gracioso que uno pudiera ver “pedophile” significando “foot lover” (amante de los pies.) No es un buen juego de palabras, pero no era un mal nombre para una compañía de zapatos.
De todas formas, yo la puse ahí, pero en ese entonces DC tenía un proceso editorial bastante estricto, que normalmente descubría las chacotas estúpidas y partes personales y eran apropiadamente eliminados.
Desafortunadamente no fue hecho en este caso.
Mi torpe guasa fue realmente entintada y hasta publicada. Muchas personas parecen no haberla notado, pero eso se veía vulgar. Después cuando el editor Mark Waid me dijo que esa historia iba a estar en una colección, le pedí que borrase la etiqueta y él se mostró feliz de hacerlo.
Ese fue mi bobo chascarrillo y yo estoy muy agradecido a Mark por haberlo corregido, especialmente porque esta historia fue uno de mis mejores trabajos sobre uno de los mejores guiones que yo haya visto con uno de los mejores trabajos entintados que yo haya tenido.”
En el tomo recopilatorio, la etiqueta de la caja que sostiene Gordon esta en blanco.
Pero en la siguiente pagina, la caja parcialmente aparece nuevamente y la parte “pedo” del nombre permanece claramente visible.
La razón porque no funciona el chiste de Staton es que la palabra para “foot lover” es “PODOphile.”
La admiración por los pies es llamada “podolatry” y la gente que trata afecciones y deformidades de los pies son llamadas “podologists” (podólogos.)
Nada que ver con “PED.”
A principios del año 2,000, el dibujante Don Perlin entre sus relatos en la industria, tenia una anécdota sobre como él inconscientemente puso una mala palabra en una historieta normal.
La palabra en ingles era “shit” y apareció en la segunda página de LOS DEFENSORES #89 fechado noviembre de 1,980.
Dentro del grupo que estaba en esa escena, participaba el abogado de Kyle Richmond (Halcón Nocturno) que tenia la manía de siempre mirar la televisión, no importaba donde lo vieras al personaje en la oficina, siempre tenia que haber un televisor encendido cerca de él..
Según Perlin, mientras el dibujaba uno de los paneles, estaba escuchando un programa de conversación y alguien estaba diciendo que malos son los cereales para los chicos porque estaban cargados de azúcar. Así que Perlin dibujó a lápiz, una figura de un conejo caricaturesco dentro del televisor sosteniendo una caja de cereales en cuya etiqueta le coloco la palabra “shit.”
Perlin pensó en ese momento, “yo solía escribir comentarios chiflados en los bordes y material que yo imaginaba que ellos se reirían con eso y lo cambiarían. Así que ellos se lo entregaron a Pablo Marcos (entintador) y yo no se si el sabia como leer ingles o no, pero el entintó la palabrota.
Yo camine un día y dije hola, todos solían saludarme en Marvel con sonrisas. Y yo llegó allí y todos me ven como si no quisieran estar cerca de mí. Jim Shooter (editor en jefe de esos años) me buscaba y fui a verlo, en su oficina comenzó a gritar ‘¿Qué has hecho? ¡Míralo! ¡Ellos me han llamado y me han mostrado esto!’ y yo le dije, ‘espera un minuto. Esa cosa ha pasado por un asistente de editor, un editor, un lector de pruebas y entonces se supone que tú lo leas. Y nadie la descubrió, así que no me culpes.’
Así que él dijo esta bien, pero nunca más escriba comentarios sobre mis paginas [risas]”
Esto podría verse como un chiste soso, especialmente cuando uno lo compara con el contenido del vocabulario de los personajes en las historietas actuales, pero en esos días, era impactante. Especialmente si parece un insulto a los fabricantes de cereales, quienes ponen sus anuncios en las mismas historietas que sus consumidores leen.
Hasta el próximo acto solapado.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.