lunes, 12 de julio de 2010

JLA: TODO LO QUE SUBE DEBE BAJAR.

Cuando en 1,986 el editor ejecutivo Dick Giordano le encomendó al editor Andy Helfer, la tarea de reconstruir la Liga de la Justicia (cuya colección estaba cancelada) la idea era algo temeraria.
Años atrás, antes de comenzar la original Crisis, el escritor / editor Gerry Conway trató de usar una dirección estilo “todo diferente, todo nuevo” en la Liga de la Justicia de América incorporando nuevos y jóvenes personajes creados por él en sus años en DC Comics, con algunos miembros antiguos y secundarios (pareciendo tratar de competir con los Hombres –X y remedando los nuevos Titanes Adolescentes) Este grupo hizo su cuartel general en Detroit, Michigan. Estas historias dibujadas por Chuck Patton no eran buenas ni malas, eran mediocres. Conway estaba en una de sus fases irregulares y su equipo de héroes fue más conocido con el apodo burlón y despectivo de “la Liga Detroit.” El titulo comenzó a bajar en las ventas poco a poco. Si uno quería ver una buena historia de la JLA, uno tenia que comprar ESCUADRON SUPREMO de Marvel. Conway abandonó el barco antes de hundirse y fue reemplazado por J.M. DeMatteis.
A pesar de los cruces con Crisis y las buenas intenciones, la suerte estaba echada y una de las peores Ligas fue descontinuada (otra con problemas fue la de Dan Jurgens en los años noventas.)
Helfer se apoyó en la mini-serie LEYENDAS y sus cruces como un campo de prueba para su prototipo de Liga y al finalizar, estaba presto a salir con gran alarde, el mismo que habían usado otras colecciones que también habían sido reiniciadas como SUPERMAN, FLASH, MUJER MARAVILLA.
Esto iba a ser el regreso a la grandeza, los mejores súper héroes que tiene el universo DC todos reunidos otra vez. Pero no se dio el gran encuentro de los siete grandes de la editorial, el problema fueron los mencionados reinicios. Los escritores y editores no querían soltar sus personajes para que se enredaran con la Liga de la Justicia en ese particular punto del tiempo.
Así que no estaban Superman, Mujer Maravilla, Flash, Flecha Verde, Hombre Halcón, Aquaman y Átomo. La mayoría estaba en procesos creativos que les hacia estar inaccesibles para estar en el comic.
Helfer fue afortunado que Denny O'Neil estuviese de acuerdo de dejar a Batman ser parte del equipo, eso le daba un sentido de continuidad (además nos daría la inolvidable escena entre Bats vs. Guy.) El Marciano estaba asegurado. Eso nos dejaba a Hal Jordan, Helfer editaba LINTERNA VERDE, así que no había problema en tenerlo, pero algo sucedió en la colección que se hizo imposible moverlo de allí, así que se pensó en utilizar al nuevo Linterna Verde, Guy Gardner.
Fue entonces que llenó la Liga con personajes de segunda fila como pudo, Impulso Dorado y Escarabajo Azul tenían una colección, nuevos en la actual continuidad era Dra. Luz y Capitán Maravilla, viejos conocidos como Dr. Destino y Canario Negro, culminando con personajes ligeramente populares-recordados como Señor Milagro y Oberon.
Ahí fue cuando Helfer y el dibujante / escritor Keith Giffen decidieron que con este reparto, seria mucho mejor tratar una diferente dirección que se haya visto en una historieta habitual de súper héroes, porque estos personajes no estaban aparentemente hechos para sostener una historieta normal.
Así nació la Liga de la Justicia escrita por Keith Giffen y llamando al escritor J.M. DeMatteis para ayudarlo en los diálogos, que comenzó como LIGA DE LA JUSTICIA (cambiando a LIGA DE LA JUSTICIA INTERNACIONAL, dividiéndose en dos colecciones, LIGA DE LA JUSTICIA AMERICA y LIGA DE LA JUSTICIA EUROPA) siendo uno de los más grandes éxitos de la DC al finalizar la década de los ochentas ( el titulo se vendía muy bien hasta que hizo su aparición la película de Batman en 1,989 y comenzó la moda de violencia y rudeza.) La colección se hizo conocida por su aproximación peculiar en el genero de los súper héroes, donde la mayor parte del tiempo se ventilaba situaciones humorísticas de la clase de uno ve en comedias de teleteatros. (A veces el humor no les funcionaba siempre.) Parte de esta táctica fue realizada sin molestias por Giffen y DeMatteis debido a que tenían amplia libertad con los personajes que no tenían su propia colección y no estaban controlados por otros escritores. Así vimos que hacían lo que deseaban con Escarabajo Azul, Impulso Dorado, Fuego, Hielo; y en menor grado a Guy Gardner, el Cazador de Hombres Marciano y especialmente su propia creación Maxwell Lord.
No hay que olvidar a Kevin Maguire y Adam Hughes, ambos fueron dibujantes más que perfectos para el estilo de este comic.
En los momentos de buenas ventas, se debió haber dado una exposición más balanceada entre humor y seriedad, puesto que hubo cosas como el origen “reencauchado” de Canario Negro que solo ayudo a confundir a los lectores y después de unos años, los personajes vetados de unirse a la liga “bwahaha” sufrieron cambios retroactivos en quien era miembro fundador o no, entorpeciendo la continuidad. Lo peor fue cuando durante la duración de la colección, varios personajes de pronto se volvieron inaccesibles como Capitán Maravilla, Dr. Destino, Dra. Luz, Canario Negro y Batman. Ellos abandonaron la historieta, eso redujo un poco el interés, pero lo que más dañó la temporada de Giffen y DeMatteis fue que las bromas se le acababan y el chiste más ridículo que se les ocurrió fue su concepto torcido del Capitán América / Capitán Maravilla (y burlándose descaradamente de los fans de las convenciones) creando un personaje que llamaron General Gloria.
Esta etapa con el General Gloria marca el principio del fin de esta Liga. La historia no se ve tan mala pero señala su decadencia, porque arrastraría al comic al terreno de la farsa total convirtiéndolo en una lectura patética y casi siempre son los números que la mayoría nunca quiere hablar de ellos en la continuidad DC. El dueto de escritores abandonaría la colección. Los que los reemplazaron, no supieron balancear el humor y el heroísmo, aumentando las bajas ventas que determinaría su cancelación y con ella, todas las series derivadas de la Liga.
Hoy en día, parece que a los mandamases de la editorial les gusta usar a los personajes de esta Liga de “súper amigos” (que tienen una popularidad comprobada entre sus coleccionistas) para seleccionarlos para morir (JLA: MOMENTO DE UNA MUERTE PRESAGIADA.) o corromperse en las actuales historietas DC como vimos en JLA: EXPRESIVA EXPERIENCIA EN COMO ELIMINAR ESCARABAJOS.
Lógica, continuidad y fans, todos están condenados.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.