lunes, 12 de julio de 2010

PRECONIZANDO PERSONAJES DE PROPIEDAD DE UNO DE LOS PADRES DE 1963.

Como mencione hace unos días, Steve Bissette ha retornado de su parcial retiro de los comics en 1963: ALGUNOS PERSONAJES VUELVEN A LA ACTIVIDAD.
Bissette ha revivido los personajes largamente inactivos de la mini-serie 1963 que son de su propiedad. Ellos son Hombre-N, el Hipernauta y la Furia (que incluyen a sus personajes de reparto) con la participación especial de Sky Solo.
Hombre-N obviamente cubre el papel del Increíble Hulk, el hombre mutado por la radiación en un monstruoso héroe poderoso, incluyendo el detalle de no tener ningún tipo de vestimenta, solo quedándose con los pantalones puestos. La mutación particular del Hombre-N se apoya en una firma más de insectoide con un durísimo exo-esqueleto. En su dialogo de exposición estilo de los sesentas, él es el resultado de experimentos en hacer a los humanos resistentes a la radiación como los escarabajos.
En términos de la editorial Marvel de los sesentas, el Hipernauta seria el Hombre de Hierro, aunque solamente en niveles superficiales. Este personaje aparentemente tiene ciertas influencias de los héroes de historietas de ciencia ficción de la editorial DC de los años sesentas en él. Originalmente un piloto de pruebas salvado de un choque fatal por alienígenas quienes transfieren una copia de sus ondas cerebrales a un cuerpo robótico para salvarlo y luego formar parte de un grupo cósmico de protectores llamados Hipernautas. Además, él tiene como mascota a un mono morado de tres ojos y dos hocicos llamado Queep que a todo dice “queep.”
La Furia tiene como base a los héroes jóvenes, atléticos y bromistas como el Hombre Araña o Daredevil de los años sesentas. Además, incluyendo en el perfil de La Furia, él es hijo de un personaje fallecido en la segunda guerra mundial llamado La Furia Combatiente.
Vale la pena mencionar que hubo apariciones de los personajes en otras colecciones de Image. Tuvieron una aparición invitada en comics como DRAGON SALVAJE y HALCON SOMBRIO. Cuando las historietas del universo Big Bang cambiaron de editorial, hubo un numero especial apropiadamente titulado BIG BANG vs. 1963.
¿Como se originó el camino a realizar 1963: UN AÑO INOLVIDABLE....?
Todo comenzó para Bissette con una llamada telefónica de Jim Valentino, socio y co-fundador de Image Comics, “Valentino me llamó primero a mi en la primavera de 1,992 pidiéndome si quizás yo estaría dispuesto a preguntarle a Alan Moore sobre colaborar, Alan y yo, para un ejemplar de ‘Halcón Sombrío,’ que era su overtura original, yo pensé que dada las ventas de Image en 1,992 nos podría ayudar financieramente a Alan, Rick Veitch y a mi. Nosotros tres necesitábamos una salida de la ciénaga de Tundra Publishing. Yo llame de inmediato a Rick para ver si estaba dispuesto a trabajar en algo para Image. Nosotros sabíamos que ellos no nos buscaban, Valentino quería a Alan Moore. Yo era una de las pocas personas que todavía trabajaba con Alan en esos años, él había dejado DC, Eclipse Comics y cosas así. Yo actué como un intermediario y para ser educado, se me pregunto si también contribuiría. Rick y yo sabíamos eso y no teníamos ninguna pretensión por ello. Alan pensó, que infiernos, si nosotros lo íbamos a hacer también, lo haríamos montando el estilo Marvel, trabajando solamente con ideas, así que no seria una carga más de escritura para los vastos y ya inmanejables compromisos, proyectos expansivos que simplemente no le estaban devengando el tiempo, incluyendo ‘Desde el Infierno’ y ‘Niñas Perdidas.’ Nosotros hablamos, no queríamos hacer ese comic, al responder a Jim, Alan le hizo una contra propuesta, que nosotros tres colaboraríamos en una serie original que también serviría para corregir el impacto negativo de ‘Watchmen’ que Alan sintió le hizo inadvertidamente al medio y la industria. Ese era ‘1963’ y yo estaba ansioso por trabajar con Alan y Rick en cualquier cosa. Financieramente, era un riesgo, pero todos esperamos que nos remunerara.
Una vez que nos pusimos en marcha, comencé a enamorarme de los elementos del género de los súper héroes que siempre menosprecie hasta ese día. Con la Furia, trabaje en la legista y gracia de simplemente mover el físico masculino atravesando el espacio. Yo estudie gimnastas y acróbatas y eso se convirtió en algo placentero a corto plazo. Con el Hombre-N, y especialmente Camarada Cucaracha, fue una diversión buscar soluciones en como podría moverse un ‘hombre langosta,’ particularmente cuando estaba en ‘la Zona Relumbrante’ caminando contra una atracción gravitacional desorientadora que significaba dibujar a Hombre-N como si él estuviera caminando en contra de la corriente de un río. Aun fue más divertido pensar y ejecutar como un personaje larguirucho de cuatro brazos podría moverse, el balanceo que los dos brazos adicionales que le proporcionaría, eso hizo que dibujar al Camarada Cucaracha fuese un deleite. También ayudo que Rick y yo rentáramos un estudio entre nuestros hogares, donde dibujaríamos en el mismo lugar al menos dos días a la semana. Todo esto hizo que ‘1963’ fuese un placer inesperado para mí. Esta fue la primera vez que yo disfrute mucho trabajar en el genero de superhéroes.”
Para esta reactivación por parte de Bissette, él estableció la editorial ficticia Naut Comics, con una historia que va muy, muy atrás hasta las novelas baratas y continuando hacia delante en la historia del comic estadounidense con varias encarnaciones de sus personajes claves. Parece ser que el libro de más de 200 páginas presentara algunas historias clásicas, con artículos sobre su creación ficticia. Un interesante escenario para los personajes de Bissette, permitiéndole explorar múltiples estilos y géneros para satisfacer su interés en la historia de las historietas a través de una lente ficticia.
Como es de esperarse, Bissette no lo hace todo solo. Muchas de estas historias están hechas en colaboración con varios jóvenes dibujantes, en su mayoría, discípulos suyos del “Center for Cartoon Studies.”
“Han pasado 17 años de la publicación original, 12 años de la división legal de las propiedades compartidas. Yo soy el único propietario de estos personajes, legalmente sin trabas y libre de moverme como lo estoy haciendo ahora.
Claro, lo que hago es algo que puede poner en movimiento otros eventos que podrían cambiar las cosas. Eso seria bueno, en tanto las chispas creativas estén encendidas, yo estaré apoyándolas.”
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.