viernes, 21 de octubre de 2011

EL ORIGEN SECRETO DEL HOMBRE-LOBO.

En 1,973, la presentación del Hombre-Lobo en EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA #124-125 fue más debido a los movimientos irregulares del mercado de las historietas que un argumento verdaderamente planificado.
El grupo Marvel dirigido por Stan Lee, trataba de hacer un poco de todo, en lo que se refiere a inundar el mercado con material de horror hecho por Marvel.
Roy Thomas (editor en jefe) recuerda aquella ocasión, “si tu ya tienes a Drácula, tu puedes tener a Morbius. Si tu ya tienes Hombre Lobo (Werewolf), tu puedes tener un Hombre-Lobo (Man-Wolf) Stan quería un Hombre-Lobo, nosotros no teníamos un concepto para Hombre-Lobo, y en ese momento, Gerry Conway y John Romita estaban tratando de que algo se les ocurriera.
Mi única contribución fue decir ‘¡Eh, háganlo con el hijo de J. Jonah Jameson! ¡Él fue un astronauta y él subió al espacio en donde encontró una roca de la luna, y eso lo cambia en un lobo!’ igual que Morbius era un vampiro de ciencia ficción, nosotros podíamos hacer al Hombre-Lobo un licántropo de ciencia ficción.”
En contexto, hay que señalar, que el Hombre Araña estaba en ese momento, desarrollando casi un nivel sin igual de intensidad en sus narraciones, virtualmente produciendo un número clásico tras otro, desde las muertes de dos figuras centrales (Gwen Stacy y el Duende Verde) continuaban reverberando a través de la colección mensual.
Como Morbius, en 1,974, Hombre-Lobo recibiría su propia serie a colores, CRIATURAS SUELTAS (historieta anteriormente titulada TORRE DE SOMBRAS) para más detalles, ver HIJOS E HIJAS DE FAMILIAS DISFUNCIONALES SOBRENATURALES.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.