sábado, 29 de octubre de 2011

EL ESTILO ESPELUZNANTE DE BILL EVERETT.

Siendo este el mes en donde el tema del horror ha invadido el blog, pensé en uno de los dibujantes legendarios que siempre vale la pena mencionarlo en este genero de historietas: Bill Everett.
Siempre lo recordamos por su máxima creación de la era dorada, el Sub-Marinero y su participación en la aparición de Daredevil (co-creador) en el juvenil universo Marvel.
También es el co-creador de Simon Garth, EL MONSTRUO QUE DESPUES DE 40 AÑOS PUDO APARECER EN LAS HISTORIETAS A COLORES.
Para esta ocasión, les presento un manojo de portadas aterradoras de Bill Everett que hizo para Atlas / Marvel en la década de los años cincuentas.
Comencemos:
Muchacho Maravilla fue uno de los últimos superhéroes creados durante la era dorada. Sin embargo, los tiempos estaban cambiando y sus aventuras se convirtieron en algo más sobrenaturales en su índole.
Esta portada es un gran ejemplo de héroe + Horror [ASTONISHING # 4, 1,951] a pesar del cartel, aquí la ciencia – ficción no tenia nada que hacer.
¿Cómo cuanto puede llegar a ser de alucinante una portada como esta? [VENUS #19, 1,952] la respuesta es incalculable.
Es asombrosamente alucinante, especialmente en la atención que dio Everett a cada arruga, raya y pliegue en las ropas.
También se las arreglaría para incorporar algunos aspectos de “chica buena” [STRANGE TALES # 8, 1,952] en algunas portadas.
A pesar del cartel publicitario (“¡de venta, todos los meses!”) y los diálogos colocados por el editor, quien no es otro mas que Stan Lee, uno puede sentir el impacto que ella expresa.
Para una serie consistente de cuentos de terror [MYSTERY TALES # 14, 1,952], esta era la clase de portadas que Everett nos brindaba.
El sentir pánico de estar enterrado vivo es palpable aquí y la sensación de profundidad vista en la portada a mi me trae la reminiscencia con el trabajo publicado de Lee Elias en las historietas Harvey.
En las historietas Atlas se producían portadas del punto de vista del monstruo / asesino durante los años cincuentas, incluyendo esta [JOURNEY INTO MYSTERY # 9, 1,953] de un humor negro.
Estas fueron una respuesta terrífica a las portadas del punto de vista de la victima que eran bastante prominentes.
Hay que apreciar esa mirada de impacto en los rostros del doctor y la enfermera.
La habilidad de transmitir emoción con solamente los ojos es notable.
Para lo publicado en la editorial, [SPELLBOUND # 17, 1,953] esta es probablemente la portada más representativa del material de Atlas.
Estoy casi seguro que muchos deben haberla usado en portadas de discos, afiches, etc.
Alejándose de lo sutil, [MEN’S ADVENTURES # 23, 1,953] esta portada esta bordeando en lo ridículo.
Esta es una muestra de las viejas portadas multi-paneles producidas por Atlas en aquellos años.
Esta cae perfecta en la categoría “horror cómico” y es tan increíblemente encantadora que Lee remarcaba la palabra “weird” (“raro.”) en el titulo principal.
En el mundo de la historieta estadounidense post-código de censura, [UNCANNY TALES # 51, 1,957] esta portada es una prueba de que es necesario tener una gran imaginación para hacer interesantes las historietas de horror.
No hay monstruos o zombis, tan solo un buen concepto con una cubierta bellamente diseñada.
Aquí otra portada terrífica [ASTONISHING # 57, 1,957] post-código.
Everett demuestra que con poco trabajo en los efectos de luz se puede ir bastante lejos en transmitir cierta atmósfera.
Este estilo impuesto sobre todas las editoriales por sus portadas demasiado descarriadas, acrecentó un sentido real de intriga en los trabajos de algunos dibujantes, especialmente a Everett.
En esta corriente, desfilaron muchas portadas estilo “que hay debajo de las vendas” [JOURNEY INTO MYSTERY # 42, 1,957] pero ninguna tan brillante como esta.
Aquí el diseño es impecable y la elección de la perspectiva es brillante.
¿Cómo podría un potencial cliente no querer averiguar lo que esta sucediendo en el interior de la historieta?
¿Acaso no es ese el propósito de una portada?
Y cerrando el pequeño desfile, aquí hay una buena historia en el museo de cera.
Si uno estimaba las historietas de horror de esos años, uno pensaría que había un museo de cera en cada esquina de la calle.
Esta portada contenida por la censura [ASTONISHING # 61, 1,957], aun así es terrífica.
Aunque no es glamorosa, hay mucha narrativa en ella.
Son los pequeños toques que le agrega Everett a sus portadas, en este caso, es la caída del folleto lo que me llama mi atención.
Existen muchas portadas más, pero espero aprecien esta elección basándome en el intento por ilustrarles algo del interesante estilo de Everett.
No hay duda que fue un maestro en yuxtaponer lo ordinario con lo honorífico y estrambótico.
Sus espantos y monstruos eran genuinamente aterrantes, si ese era su deseo.
Su versatilidad fue impresionante y su legado vive hasta nuestros días.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.