martes, 11 de octubre de 2011

EL PROMETEO MODERNO EN EL MUNDO MARVEL III.

Después que se canceló su colección, el Monstruo de Frankenstein desapareció de la vista por dos años y haría su reaparición en las páginas de HOMBRE DE HIERRO # 101-102 (1,977) escrito por Bill Mantlo, dibujado por George Tuska y entintado por Mike Esposito.
Como otros casos de personajes de horror Marvel que fueron cancelados e interrumpidos en sus historias, Mantlo tuvo la oportunidad de completar su trama inconclusa de MONSTRUO DE FRANKENSTEIN # 18 en esta colección.
Luego de su enfrentamiento con el Mandarin, el avión del Hombre de Hierro es derribado en Yugoslavia y logra sobrevivir al caer en los alpes suizos.
Ahí es descubierto por los Niños Condenados (creados por Victoria Frankenstein, una descendiente del creador del Monstruo) quienes lo llevan al Castillo de los Frankenstein en donde vive Victoria y el Monstruo.
Pero hay un tercer habitante llamado Dreadknight (Caballero del Pavor) quien esta controlando todo.
Lo que sucedió (entre MONSTRUO DE FRANKENSTEIN # 18 y HOMBRE DE HIERRO # 101) fue que el Dr. Bram Velsing, un científico que trabajaba para el infame Dr. Doom, trató de ganar más poder para si mismo y traicionar al rey de Latveria.
Doom descubre las intenciones del ambicioso Velsing y lo castiga colocándole permanentemente un casco cibernético con forma de cráneo a la “Hombre de la Mascara de Hierro,” posteriormente lo abandona (casi mutilado) a morir en los alpes.
Su vida es salvada por Victoria Frankenstein, Velsing eventualmente construye un nuevo armamento, incluyendo un caballo mutante volador y adopta el nombre de Dreadknight.
Luego comienza a exigir a Victoria más recursos para vengarse del Dr. Doom, como las notas del Dr. Víctor Frankenstein.
Aparece entonces la esperanza para los Niños y el Monstruo en la figura del Vengador blindado, aunque es el villano quien logra derrotar a todos y encadenarlos.
Cuando Velsing va a comenzar a torturar a Victoria por las notas, que parece no tenerlas, el Monstruo enloquece lo suficiente para librarse de sus cadenas y al Hombre de Hierro también.
Luego de la pelea final, Dreadknight se queda en coma y permanece en custodia de Victoria y los Niños.
El superhéroe se dirige a Paris para buscar un avión hasta los Estados Unidos, dejando al Monstruo de Frankenstein “en su hogar,” junto con Victoria (quien ahora se comporta amable y afectuosa) y sus Niños.
Parece que la representación de este “final feliz” como se pintó, se debe haber sentido tan completo y sereno que nadie volvería a usar al Monstruo de nuevo por años.
Mantlo efectivamente puso a descansar al Monstruo de Frankenstein y cerro el libro para el bien.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.
P.D.: Aunque posteriormente veríamos una criatura que no es el actual Monstruo creado por Víctor Frankenstein como un tropiezo en su continuidad.