lunes, 4 de octubre de 2010

SUPERMAN Y EL JUICIO QUE ES DE HORROR PARA ALGUNOS FANATICOS.

Todo comenzó cuando el abogado Marc Toberoff exitosamente en 2,008 culminó la transferencia de los derechos reservados originales de 1,938 por “Action Comics #1” para la familia Siegel como reporté en HEREDEROS DE CREADOR DE SUPERMAN RECUPERAN DERECHOS.
Ahora esta Toberoff esta siendo el blanco de los ataques legales de Time-Warner usando NUEVAS SUPER MOVIDAS LEGALES EN LA PUGNA POR LA POSESION DEL PERSONAJE CONOCIDO COMO “SUPERMAN.”
La corporación estadounidense prácticamente sugiere que es él quien quiere el control del personaje de Superman para sus apetitos administrativos y no para sus clientes: los Siegels y los Shusters.
Un repaso breve, Siegel & Shuster crearon a Superman no para venderlo a National / DC sino para venderlo como una tira cómica para los periódicos.
Al no ser aceptado por los sindicatos, ellos llevaron su personaje a esa editorial. Ellos fueron prácticamente engañados en el acuerdo y sobre las regalías por décadas. Se ha probado judicialmente que National /DC no compró directamente a Superman. Ellos compraron el derecho de usarlo por un tiempo limitado. Siegel & Shuster trataron de reclamar su personaje después de diez años y volvieron a ser engañados por su propio abogado al hacer este un trato a sus espaldas con National / DC, los ejecutivos de esta editorial en esos años actuaban como pandilleros. Ese era el grado de codicia que había por “Superman” y de paso, también le robaron la idea de “Superboy” a Siegel. Nadie de la editorial le pagó por eso.
Entonces su ley siguió dándole largas al arrendamiento, tanto que fue casi imposible para ellos - o cualquier creador- vivir lo suficiente para reclamar su propiedad intelectual. Esos contratos fueron firmados para expirar después de 57 años. Ya había pasado mucho más de 57 años. Los términos acordados ya habían expirado y era momento de regresar los derechos a sus creadores.
Para evitar la mala publicidad, se pagaba buenas sumas de dinero a los creadores pero eso era una minucia comparada a las grandes ganancias generadas por el hombre de acero en todo el mundo. La justicia tarda pero llega, hubieron cambios en las leyes de derechos de autor precisamente para que compañías como DC Comics dejasen de tomar ventaja de creadores como sucedió en el caso de Siegel & Shuster.
Ese es el porque la ley proporciona ayuda a los herederos para recobrar la propiedad intelectual. La esposa y los hijos de Siegel ya tienen su 50% de los derechos en su poder sobre las primeras apariciones de Superman y los personajes asociados, los Shusters obtendrán los suyos dentro de un par de años -la demora con ellos es porque la ley ya fue cambiada hace poco y específicamente permite la renovación de los derechos a herederos de los creadores sin esposas que le sobrevivan o descendientes directos, renovación que se puede aplicar ahora a la hermana de Joe Shuster y las hijas e hijos de ella- pero es DC Comics quien tiene las marcas registradas y todos los derechos sobre todo el trabajo que se ha hecho en más de 70 años con el entorno del personaje: Luthor, Jimmy, Perry, Lana, Krypto, Zod, Brainiac, el disfraz actual, el símbolo “s” actual, el logotipo, etc., etc.
Las preguntas cruciales son que harán los herederos con el personaje y cuanto recibirán de las ganancias obtenidas por la participación de su personaje en las historietas publicadas hasta hoy.
La nota que pone los pelos en punta a muchos interesados, es la probabilidad que los herederos (si no aceptan hacer un convenio con Warner / DC) bien pueden vender- autorizar a otras editoriales para desarrollar la versión de Siegel & Shuster que originalmente tenia súper poderes limitados.
¿Qué sí al desaparecer el actual Superman de la continuidad del universo DC le provoca una crisis finalmente de verdad? Algo para aterrorizar a los consumidores de esas historias.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.