martes, 5 de octubre de 2010

UNA HISTORIA EMPEZADA EN UNA EDITORIAL ¿Y TERMINADA EN OTRA?

Durante la estadía de J.M. DeMatteis escribiendo el Hombre-Cosa para Marvel Comics a fines de los años noventas, no solo fue cancelado una vez, sino dos (¡!) luego DeMatteis apareció escribiendo Hal Jordan, el Espectro en DC Comics, pero hubo ciertas peculiaridades en los personajes que dio que pensar a varios lectores, que el escritor quería continuar con su historia interrumpida del Hombre-Cosa en la historieta del Espectro.
DeMatteis amablemente despejo las dudas sobre eso en su momento, “yo estaba profundamente orgulloso de mi trabajo con Liam Sharp y mi editor Mark Bernardo en EL HOMBRE-COSA. Para que puedan entender cuan enredado estaba el final de la colección, uno tiene que darse cuenta que a nosotros no solo nos cancelaron una vez ¡a nosotros nos cancelaron varias veces!
Primero nos dijeron que la línea Relatos Extraños estaba a punto de terminar y que nuestra historieta mensual iba a ser aniquilada, esto después de haber sacado solo cuatro o cinco números, Marvel estaba en una verdadera agitación en esos días y la gente siempre apretaba el botón de pánico velozmente,
Pero en ese momento nos avisaron que el Hombre-Cosa iba a salir junto con el Hombre Lobo de Noche en una nueva historieta de tamaño doble llamada RELATOS EXTRAÑOS. Así que fuimos cancelados y descancelados al mismo tiempo.
Liam y yo seguimos trabajando, pero nos llegó el aviso antes que saliera el primer número a la venta que RELATOS EXTRAÑOS iba a ser cancelado después del cuarto número. Suspiramos, nos dimos la cabeza contra la pared y nos pusimos a cerrar la historia. Solo que después nos dijeron que ahora la cancelación seria después del segundo numero.
Bien, nosotros terminamos el tercer número, ya tenía planeado el cuarto, pero la serie se quedo inconclusa. Bob Harras había hecho que Liam terminara el arte de la tercera historia para usarla en algún momento y quizás continuar todo en alguna forma.
Se quedaron archivadas muchas ideas maravillosas y muchas formas maravillosas de usar a los personajes y crear una nueva encarnación del Hombre-Cosa mismo. Nosotros habíamos planificado todo ese tiempo, pero terminamos apretando algunas de esas ideas en nuestros números finales que nunca se imprimieron. Ted, libre de ser el Hombre-Cosa y Ellen fueron enviados al mismo Nexos para ser sus guardianes. Y nosotros teníamos planes para el Hombre-Cosa albino que comenzaron a evolucionar en nuestros últimos números, que hubiera terminado con un nuevo Hombre-Cosa en el pantano, pero totalmente diferente al antiguo. Y teníamos un gran universo de nuevos personajes que queríamos desarrollar como las Estrellas Caídas, Termineus y Pena.
Existe un final bastante patético a esta historia, Ralph Macchio, un editor maravilloso, me llamo un día, no mucho después de nuestra cancelación y me pregunto si yo quería traer de vuelta a Ted Sallis como el Hombre-Cosa en el anuario del Hombre Araña.
El pensamiento de Ralph era ‘alguien va a hacerlo y probablemente pronto, así que podrías ser tu’ el corazón de Ralph estaba en el lugar correcto, pero yo realmente debí haber dicho no. En esa época, yo todavía creía que nuestras últimas historias podrían salir y yo esperaba, relativamente pronto, así que yo pensé, esta bien, vamos a hacer un intento.
Yo termine escribiendo una historia que continuaba donde nuestras historias inéditas se habían quedado. Fue el primer error, quiero decir ¡estábamos escribiendo notas de pie de pagina sobre relatos que nadie había leído! Y entonces, claro, al traer de regreso a Ted Sallis / Hombre-Cosa, yo había deshecho el punto principal de nuestras ultimas historias. Bobo, bobo, bobo. Pero como Ralph lo dijo, eso iba a suceder de todas formas, así que yo pude ser el tipo quien lo hiciera. Un gran error. Encima de todo eso, Liam estaba disponible solo para dibujar la mitad de la historia y el estilo del otro dibujante, aunque fuerte en su técnica, era diametralmente opuesto a Liam, así que el arte fue increíblemente inconsistente, por decir lo menos. Todo el asunto fue un desastre. Una total incoherencia y el único culpable soy yo. Vamos a pretender que nunca sucedió ¿bien?
Sobre lo de la conexión con el Espectro: yo tengo que decir que adoro el personaje de Termineus del Hombre-Cosa y estaba muy decidido a que él tuviera un primo distante en el universo DC.
Y así es como nació Monsieur Stigmonus.
Ellos no eran el mismo tipo, pero ellos ciertamente estaban relacionados. Hubo un momento que Ryan Sook dejo la colección y sugerí a Liam Sharp para que se hiciera cargo del Espectro. Lastima que eso no funciono. Existen algunas similitudes, supongo, entre Helen, la sobrina de Hal y Job, el hijo de Sallis, pero no eran intencionales. El arco de Helen no era una continuación de la historia de Job, aunque, mirando atrás esas historias, yo puedo ver similitudes temáticas.”
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.