lunes, 25 de octubre de 2010

LA PROPAGANDA PERNICIOSA DE LOS ACTUALES BATMAN Y ROBIN.

Hace unas semanas atrás, sucedió algo peculiar que debe ser registrado para la posteridad.
En la imagen de la cubierta de BATMAN Y ROBIN #15 dibujada por Frank Quitely que fue utilizada para publicitar la historieta DC (para incentivar a los consumidores para que hagan sus pedidos en las solicitudes de ventas) ha habido un cambio en el producto final que salio a la venta.
La cruz puesta de cabeza en un escenario satánico ha sido borrada.
Alguien dentro del mando gerencial-editorial sabe lo que significa comercializar con tales imágenes y finalmente, DC Comics simplemente la removió para evitar escándalos.
Ahora debemos asumir que el gran resplandor en donde estaba la cruz invertida en esa portada se debe al candelabro de tres velas.
La gran mayoría de lectores no se percatan que DC Comics todavía utiliza el Código de Comics.
Así que si una de sus historietas tiene el sello en la portada, es autorizada.
Y si no la tiene es un producto para lectores maduros.
Parece que actualmente se juega con ese sistema.
El problema es que ahora ellos ponen la estampa muy reducida en diversas historietas y muchos lectores no la notan.
Y hay veces que un número de la misma colección NO tiene el sello de censura, a diferencia de los otros números de su colección.
Eso es una estrategia comercial muy discutible.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.