lunes, 4 de octubre de 2010

CUANDO KIRBY HIZO UN CUENTO POR SU CUENTA CON UN FINAL CURIOSO QUE FUE CAMBIADO.


En 1,969, Marvel publicaba la historieta de horror CAMARA DE OSCURIDAD, con historias similares al estilo de las que publicaban en los años cincuentas, producidas por el personal de Marvel en ese entonces.
Para el numero 4, salio publicada una historia titulada “El Monstruo” que fue escrita y dibujada por Jack Kirby.
Fue una de esas escasas ocasiones en que el “rey” realizaba un cuento sin tener a otro guionista que interfiriera con sus ideas.
Eso es lo que parecía visto desde afuera.
La historia comienza cuando dos brujas narran un cuento de horror cargado de tristeza, sobre la intolerancia de unos aldeanos por la presencia de otro habitante de mejor clase social pero desforme.
Al espiarlo, ven que una joven se encuentra con el despreciado sujeto en su castillo y asumen que es una prisionera.
El miedo y el odio hacen que los aldeanos vayan al castillo a rescatarla y terminar con el monstruo de una buena vez.
Solo para descubrir cuando todo terminó que no hay doncella en peligro puesto que es un maniquí de tienda de modas que le hacia compañía al ermitaño desfigurado. Finalizando con “nosotros somos los monstruos… ¡nosotros somos los diablos!,” ese dialogo se ve arreglado al ultimo minuto, como algunos otros durante la historia. Y es que Kirby tenía armada su historia de forma diferente. Como ven en la pagina con bocetos a lápiz, el acto final era diferente, inclusive “el monstruo” es diferente, aquí hasta lo llama “Hunchy” (giboso-jorobado) en los bordes de los paneles. Los aldeanos descubren que los “prisioneros” son una especie de muñecos grandes que funcionan con una llave especial que encuentran en el cadáver del pobre tipo feo.¡Y que las “brujas” que narraban el cuento son nada menos ni nada más que Stan Lee y Jack Kirby!
Todo un final llamativo para esos años con el código de censura activo.
Por alguna razón que se desconoce, Stan “el hombre” Lee como editor de la historieta no dejo pasar la historia de “Hunchy” y menos la ultima pagina. Kirby debió rehacer todo para lograr estar a la altura de las pautas de la editorial impuestas por Martin Goodman y Stan Lee.
Lo cual, fue uno de esos momentos irritantes que Kirby siempre dijo que estaba acumulando para salir como bólido de la casa de las ideas hacia su competidora DC Comics, a principios de los años setentas.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.