viernes, 29 de octubre de 2010

¡CUALQUIERA QUE CONOZCA EL MIEDO SE QUEMARA CON EL TOQUE DEL HOMBRE COSA!

En 1,970, “sonriente” Stan Lee (editor en jefe de Marvel Comics) quería entrar en el mercado de las revistas de historietas sin censura, publicadas en blanco y negro como lo hizo James Warren y su editorial.
Lee tenia una idea de lo que quería para sus revistas, fantasía y aventura para jóvenes adultos, y entre los conceptos que pensaba incluir estaba el macabro Hombre-Cosa.
Lo que tenia en mente solo era una o dos oraciones basadas en el concepto de un hombre que pierde su conciencia y se las menciono a su mano derecha, “pícaro” Roy Thomas.
Con la asistencia de Thomas, ambos discutieron hasta cinco posibles orígenes para el personaje.
Esta no era la primera vez que Marvel publicaba un monstruo del pantano, cuando Thomas escribía en EL INCREIBLE HULK dibujado por Herb Trimpe, se inspiró en “the Heap” (la Pila de Fango de Hillman Comics) que apareció en los años cuarentas para crear al Glob, un fuerte rival para el gigante verde, “yo lo llame La Forma (the Shape) pero Stan insistía que el nombre le sonaba femenino y él lo cambió a El Glob.”
En el momento de inventar al Hombre-Cosa, ambos declararon que en sus discusiones nunca llegaron a mencionar a “the Heap.”
Thomas dijo, “a mi nunca me importó el nombre de ‘Hombre-Cosa’ porque ya teníamos a La Cosa de los 4 Fantásticos y lo único que yo pensé fue que seria confuso tener otro personaje llamado Hombre-Cosa.”
Marvel publicaría el personaje con una historia origen de 11 paginas en RELATOS SALVAJES #1 fechado mayo de 1,971 donde se incluía un articulo titulado “la Historia Detrás del Escenario” donde se explicaba varios detalles como el porque del nombre, como ven en la imagen de la historieta, ya había sido previamente usado por Lee y la editorial en RELATOS DE SUSPENSO #7 (enero de 1,960.)
Como “editor asociado,” Thomas le entregó un resumen detallado al joven escritor Gerry Conway para que hiciera el guión, los dibujos serian hechos por Gray Morrow.
Lee, Thomas, Conway y Morrow son acreditados como los creadores de esta criatura del pantano.
Ted Sallis, un químico-científico del gobierno de los Estados Unidos esta tratando de recrear el suero del súper soldado usado en el Capitán América, pero se da cuenta que su vida esta amenazada y se encuentra rodeado de traidores y enemigos. Esto hace que se escape hacia los pantanos de Florida para ocultarse. En su desesperación, antes de ser capturado, se inyecta a si mismo con el suero experimental. Sufre un accidente en un lugar especial donde la magia tiene mucha afinidad con el área y al caer dentro de las aguas pantanosas que se mezclan con el suero, esto lo transmuta en una gigantesca masa de vegetación putrefacta caminante.
Totalmente incapaz de pensar, la criatura reacciona involuntariamente a las emociones de aquellos quienes lo rodean y el miedo es la única de ellas que le causa la mayor incomodidad.
Una segunda historia fue escrita por Len Wein y dibujada por Neal Adams para salir en el segundo número, pero RELATOS SALVAJES sería cancelada y no se volvería a verla hasta un buen tiempo, donde Conan el Bárbaro y ese género de aventuras se convertirían en un éxito de venta, pero esa es otra historia.
Algunas de las páginas de la segunda aventura del Hombre-Cosa salirían publicadas (adaptándolas para poder debutar sin problemas con el código de censura) en la línea de historietas a color en RELATOS ASOMBROSOS #12 en junio de 1,972 donde seria el antagonista y luego aliado de la figura estelar de la historieta, Ka-Zar, el héroe selvático de Marvel.
La aventura de dos partes seria escrita por Thomas con dibujos de John Buscema y Rich Buckler.
Ese mismo año, el ser sin mente recibió su propio espacio en la historieta de antología de horror y fantasía AVENTURA DENTRO DEL MIEDO #10, el personaje fue escrito por Conway con dibujos de Howard Chaykin entintado por Morrow.
En algo que consideraríamos un evento sincrónico y que hoy podría ser de gran repercusión, seria el saber que dos compañeros escritores que compartían un apartamento, estaban escribiendo al mismo tiempo, su versión de monstruosas pilas de fango y plantas, una para Marvel y otra para National/DC.
Algo que observé en MAN-THING Y SWAMP THING: EL CURIOSO CASO DE ¿CUAL CRIATURA PANTANOSA FUE PRIMERO?
El “pícaro” Thomas recuerda que “Gerry y yo pensábamos que, inconscientemente, el origen de LA COSA DEL PANTANO #1 era un poco demasiado similar al origen del Hombre-Cosa que apareció un año y medio antes. Se discutió en Marvel si procedíamos a hacer acciones legales, pero no se llevaron a cabo. Yo desconozco si hubieron comunicaciones entre los superiores de Marvel y DC por esto. Nosotros no estábamos contentos con la situación, pero concluimos que era un accidente. Gerry vivía con Len Wein en ese tiempo y trató de convencerlo de cambiar el origen de la Cosa del Pantano. Len decía que no notaba las similitudes, así que él siguió adelante con lo que estaba haciendo. Los dos personajes fueron por diferentes rutas, después de esos orígenes, así que de todas maneras, eso no hizo mucha diferencia.”
Steve Gerber (quien lograría imprimirle el interés por el fangoso personaje a los lectores) reemplazó a Conway en el numero 11, “cuando tuve el trabajo de escribir al Hombre-Cosa, lo primero que yo hice fue sentarme a hablar con Len y decirle, ‘porque no me cuentas lo que estas haciendo y lo que sea que hagas, yo voy a hacer algo completamente diferente.’”
Pero el verdadero reto era ¿Cómo convertir un personaje que no puede pensar, no puede hablar, no puede emocionarse, no puede reaccionar por su cuenta, que esencialmente es un montón de porquería que camina sin conciencia en una colección viable?
Hay que agregar que el Hombre-Cosa estaba por completo a merced de cualquier tipo de emoción que captara su aura sensorial.
Lo que era más restringido fue que originalmente no podía dejar el pantano, así que las historias tenían que ir hacia la criatura.
La solución de Gerber fue simple, presentar personajes secundarios que tuvieran mentes para escribir cuentos de interés humano y dejar que el monstruo actué como catalizador.
El único lazo entre Ted Sallis / Hombre-Cosa y los humanos fue su naturaleza empática que le permitía “sentir” lo que los otros sienten.
Gente con una historia para contar terminaba en el sector del pantano del personaje, usualmente cargada con emociones fuertes que lo atraían.
Alguna ocasiones solo observando desde cierta distancia como se desarrollaba el drama, posteriormente interviniendo y casi siempre no era bueno eso para los participantes.
La única emoción que no puede soportar y desprecia es el temor, porque le causa una agonía síquica y por instinto trata de destruir la fuente de esa emanación, al tocar esa persona quien experimentase tal emoción, sufriría severas quemaduras o hasta llegar a explotar en llamas, dependiendo de la severidad del temor.
Desafortunadamente, la mayor parte de esas veces era el monstruo mismo quien causaba ese temor.
Los primeros relatos por Gerber son los que marcarían el paso de la historieta.
La primera historia presentaba un enfrentamiento del Hombre-Cosa con un demonio invocado por una joven aprendiz de hechicera llamada Jennifer Kale.
Ella esta del lado de los chicos buenos.
Además de ella, aparecerían nuevos personajes como Dakimh el Encantador, Thog el Engendro-Infernal, el taimado constructor Franklin Armstrong Schist conocido como “F.A. Chista” y el culto Zhred-Na.
Estos elementos darían vida a varios subargumentos durante la estadía de Gerber con el Hombre-Cosa.
La segunda historia fue dibujada por Jim Starlin, muy conocido por los marvelianos como un dibujante con ideas “cósmicos” pero que cumple bien en este relato oscuro de horror.
Aquí comienza con el monstruo fangoso observando la persecución de un convicto fugado negro llamado Jackson por un comisario blanco llamado Corley.
Jackson es herido y rescatado por el Hombre-Cosa.
La historia describe su mutuo odio entre ellos, pero también tiene cuidado al mostrar por igual la posición de estos personajes.
Jackson cuenta que la razón por la que Corley lo persigue es porque él ama a una chica blanca.
Después, cuando Corley lo captura, nos enteramos que Jackson ha cometido un homicidio.
Incapaz de discernir la verdad, la gran criatura no los juzga porque al no pensar, no posee un sentido de justicia o moralidad.
Pero es el ente es obligado a intervenir para hacer una resolución final debido al encono de ambos hombres que lo hiere tanto.
A partir de este número, el relato se expandiría a 15 páginas.
Dos números después serian 15 paginas y finalmente en el numero 15, el fangoso ente se haría dueño de la historieta con las 19 paginas reglamentarias en las historietas Marvel de esos años.
Al mismo tiempo, la salida bimensual de la serie fue cambiada a mensual.
Esto demostraba que los lectores del horrendo Hombre-Cosa estaban fascinados en verlo participar en historias de hechicería, terror, humor, de moralidad contemporánea y que todo sucediera en un pantano de Florida.
La mejor sátira de Gerber en esa época fue de “Superman” en AVENTURA DENTRO DEL MIEDO #17 con dibujos de Val Mayerik.
El planeta Dakkam va a explotar y unos padres preocupados envían a su bebe hacia el espacio en una nave cohete para salvarlo, su nombre es Wundarr y logra llegar a la Tierra en 1,951 impactando en los pantanos de Florida. Una pareja de ancianos llamados “Pa” y “Ma” observan la llegada del navío, PERO DECIDEN NO IR A INVESTIGAR por pensar que son marcianos invadiendo ó peor todavía ¡son comunistas! Wundarr permanecería encerrado dentro de la capsula por 22 años hasta que el Hombre-Cosa lo libera Y LO CONFUNDE CON SU MADRE, Wundarr era el superhombre pero con la mente de súper bebé. Gerber dijo, “lo que yo no sabia hasta un tiempo después es que DC realmente amenazó con demandar por la historia original. Yo lo vi como sátira. Ellos la vieron como plagio.” Wundarr se convertiría en un personaje secundario en las aventuras de La Cosa que aparecían en la historieta MARAVILLA DOS-EN–UNO, escritas por Gerber.
Actualmente, Wundarr es conocido como Aquariano, pertenece al grupo de los chicos buenos y tiene su mente normalizada.
En el número 18 veríamos una lección en como resumir la naturaleza de la raza humana en 19 paginas, muy bien logrado.
La afinidad con lo absurdo llegaría a su cúspide cuando en AVENTURA DENTRO DEL MIEDO #19 se presentaría un príncipe guerrero llamado Korrek de un lugar llamado Katharta, que prácticamente saldría del interior de un frasco de mantequilla de maní y un pato parlante, vestido con traje, fumando un puro, cínico y cascarrabias aparecería en el pantano preguntándose quienes son todos estos simios sin pelo.
¿Cómo sucedió esto? Por un desbalance que causaba que los universos alternados se filtraran uno con otro y el “Nexo de Todas las Realidades” que se localizaba justo en el pantano del Hombre-Cosa comenzaba a colapsar.
Dakimh los reuniría para formar un equipo que trataría de solucionar el problema.
La historia quedaría en suspenso para continuar en el nuevo comic titulado EL HOMBRE COSA #1.
En AVENTURA DENTRO DEL MIEDO #20 comenzarían las aventuras de Morbius el Vampiro Viviente.
Gracias a las historias y personajes nada convencionales; enfatizando su buena disposición para experimentar con el medio, fue todo un acontecimiento que Gerber lograra que un personaje como el macabro Hombre-Cosa obtuviese su propia historieta.
En el primer numero, las múltiples realidades se salvarían a costa de la vida del palmípedo parlante. En esta aventura recién nos enteraríamos que se llamaba Howard, el pato de otro universo volvería a vivir gracias a los pedidos de los lectores, pero eso es otra historia.
También harían una aparición especial de dos paneles, Daredevil y Viuda Negra al atravesar una ruptura en el espacio-tiempo (Gerber también escribía DAREDEVIL.)
Aquí habría que prepararse para las ideas más extravagantes y atroces que en alguna historieta de terror hayan sido publicadas en esa década.
En el segundo numero, se presentaría un miembro secundario clave para la colección, Richard Rory –un personaje que Gerber estaba plenamente identificado con él, llegando a decirse que era su otro yo- Rory parecía ser un perdedor perenne cuya mala suerte se inicio al nacer, vean la imagen cuando el doctor que debió darle una nalgada, se le escurre de su mano enguantada para caer en el piso ¡auch!
Trabajando como un disc jockey en la radio y viviendo en su camioneta, Rory seria salvado varias veces por el Hombre-Cosa, convirtiéndose en un amigo de la criatura, aunque el macabro ente poco o nada entendía de la relación con Rory.
En el tercer y cuarto numero, Gerber presentaría un personaje que impresionaría a muchos lectores, el Asesino de Tontos.
Creyendo ser el brazo vengativo de Dios, este mata-bobos tiene puestos sus ojos en tres objetivos que los califica de tontos blasfemos: Rory por tocar música rock pésima como DJ en la radio, F.A. Chista por drenar el pantano para construir un aeropuerto y Ted Sallis por crear la formula que lo convirtió en el Hombre-Cosa.
Este chiflado peligroso porta un arma que lanza rayos desintegradores para eliminar a los que considera estúpidos. Bastante osado el tipo en apuntar su arma hacia los lectores.
Hasta usaba una tarjeta de presentación: “Asesino de Tontos –E Pluribus Unum- Usted tiene 24 horas de vida- Úselas para arrepentirse- - o será condenado eternamente en los pozos del averno, donde van los tontos. Hoy es el último día del resto de tu vida. Úselo sabiamente- - ¡o muera como tonto!”
El Asesino de Tontos fue el discípulo del reverendo Mike, un predicador ambulante que cura con la fe y que él creía que lo había curado de sus piernas invalidas. Él se figura que Dios le tiene preparado algo grande y crea el disfraz que usara para matar bobos. Cuando él tropieza con el predicador borracho y divirtiéndose con una ramera, pierde definitivamente la cordura y mata a su mentor, se apropia de todo el dinero y adapta un camión con todo tipo de armas y dispositivos para acabar con los bobos que habitan en el país.
El devoto maniático religioso tiene el cadáver del predicador dentro de un tanque especial con preservantes para poder tener charlas regulares sobre su gran misión.
En un gran golpe irónico, al final es ese tanque que mata al Asesino de Tontos cuando es detonado por una explosión. Los jóvenes escritores en Marvel siempre adoraban divertirse a costillas de los evangelistas. Marvel viendo cierto potencial del personaje, ha publicado cuatro versiones del Asesino de Tontos, las dos ultimas con su propia serie limitada. La colección recibió un buen impulso al ser asignado Mike Ploog, hecho un experto dibujante en el género del horror con su labor en HOMBRE LOBO DE NOCHE y MOTOCICLISTA FANTASMA para Marvel. Entre los números 6 al 12, la colección comenzó a mostrar cuentos sobrenaturales de gran suspenso, bastantes bizarros que involucraban suicidio, racismo, demencia y hasta la política tuvo su “momento Gerber.”
En una historia de dos partes sobre perturbados mentales, se vio el suicidio de Darrel Daniel, un payaso de la Feria Garvey, en el pantano. Su alma recluta a Rory, al monstruo y a varios de sus conocidos del circo para recrear escenas claves de su vida ante un tribunal.
Buen despliegue de ilustración cinemática por Ploog, algo que en el futuro le sería de utilidad en sus trabajos en Hollywood.
En los números 7 (como sub-argumento) y 8 vemos que se suspende la construcción del aeropuerto por problemas económicos (y por los continuos ataques del Hombre-Cosa) pero al fin conocemos la verdadera razón de la presencia de F.A. Chista en los pantanos de Citrusville, él esta buscando la legendaria Fuente de la Juventud.
Mientras el Hombre-Cosa esta combatiendo conquistadores españoles de pésimo aspecto que se mantienen con vida por las aguas mágicas en la ciudad perdida de La Hacienda, los efectos de las aguas sobre el Hombre-Cosa hacen que lentamente recupere su humanidad perdida, pero esto sucede en un mal momento, porque entra en escena F.A. Chista.
El desalmado contratista logra beber el líquido encantado. Pero los efectos no lo rejuvenecen porque uno tiene que bañarse con el agua de la Fuente y no beberla ó uno quedara como el aspecto de los españoles, al final F.A. Chista encuentra su final a causa de su nuevo y frágil cuerpo y el monstruo vuelve a cubrirse de musgo y fango.
En 1,974, Marvel sacaba esos números especiales titulados “Tamaño Gigante” y entre los personajes elegidos por ser de la preferencia de los lectores estaba el Hombre-Cosa.
El primer numero fue bastante llamativo, puesto que en la portada de Mike Ploog vemos que hay un combate entre DOS monstruos del pantano (¡!)
El contrincante para el protagonista de la colección es el Glob, la criatura del pantano que sabemos es una creación de Thomas y Trimpe que había combatido en anteriores oportunidades al Increíble Hulk, ahora el ente lodoso hacia una reaparición.
La historia esta bien armada, el Hombre-Cosa y Rory se topan con gente que están desarrollando una biosfera y con el Culto de la Entropía.
Estos entropistas reviven a Joe Timms / Glob que luego será derrotado por el Hombre-Cosa.
Los entropistas son enemigos de los ecologistas, porque ellos declaran, “¡lo que nosotros deseamos no es importante! ¡Entropía es la forma natural del universo! ¡Nosotros nacemos…nosotros gastamos nuestras energías de vida…nosotros morimos! ¡Para prolongar la vida de un hombre, o un mundo, es desafiar la ley natural, es inspirar falsa esperanza!”
El líder de los entropistas, Yagzan, es pasmosamente parecido a Richard Nixon (¡!)
TAMAÑO-GIGANTE HOMBRE-COSA #1 seria la única ocasión que Ploog hace un especial del macabro ente.
En los números 9 y 10 de la colección normal, vemos una historia sobre un matrimonio de montañeses, donde la esposa odia con tanta intensidad al perro de su esposo que su odio se manifiesta sobrenaturalmente contra su esposo y la mascota.
Luego, un demonio atacaría a la pareja y el animal trataría de salvarlos, muriendo en su intento.
Todo se disipa al concluir la misión y la mujer llora sosteniendo al perro muerto.
Esto provocó un diluvio de cartas de lectores indignados.
En el numero 11, veríamos en la portada a Rory y una bailarina de ballet escapando de unos perseguidores en el pantano.
Esto seria un relato con ribetes políticos por la guerra con Vietnam, justo antes que los Estados Unidos abandonen Saigon, esto trataría con veteranos de esa guerra dañados por químicos mutagénicos.
Ploog abandonaría la colección para probablemente dedicar más tiempo a su segmento de la revista EL PLANETA DE LOS SIMIOS que publicaba Marvel, “Steve era en parte genio. Pero ser genio viene en formas muy extrañas. Con él no solamente era extraño, era muy engañoso. Mi historia favorita fue la del payaso que se suicida. Eso fue un enredo donde nosotros realmente no sabíamos que infiernos estábamos por hacer. Justo cuando conversábamos por teléfono, se nos ocurrió el fantasma del payaso muerto, lo ordeñamos por 3 números.”
En el numero 12, se trataría sobre un sujeto que rápidamente sucumbe a una rabia depresiva suicida harto de la rutina diaria de la vida y del mundo irracional. Brain Lazarus va al pantano donde sus demonios se manifiestan en forma física y el Hombre-Cosa los enfrenta. Lo mas peculiar fue una pagina escrita a maquina por el personaje con una prosa surrealista apenas lúcida, esa pagina incluía una ilustración de John Buscema.
La locuacidad incoherente de Gerber había llegado a un tope, pues aunque muchos lo alababan por ser experimental, otros comenzaron a sentir mortificación ante lo que leían.
Para varios sectores de los lectores de esta historieta, las historias del escritor eran confusas, alarmistas y a pesar de cierto humor negro, extremadamente depresivas.
En un intento para conciliar con todos sus detractores, Gerber escribió un relato de dos partes totalmente comercial con espadachines astrales. El arte estuvo a cargo del filipino Alfredo Alcala cuyo fuerte es hacer dibujos de piratas.
Pero Gerber también se explayaba en otros sitios donde él escribía, en la revista MONSTRUOS DESATADOS escribió dos relatos donde profundizaba en el pasado de Ted Sallis con una óptica más adulta.
En el número 15, se nos presenta a una mujer llamada Sainte-Cloud, quien ayudó a Sallis a decidirse a abandonar un proyecto.
Muchos han confundido que se trataba del proyecto del suero del súper soldado que lo convirtió en Hombre-Cosa, pero es claro que se refieren a un proyecto anterior. Probablemente es el de convertir a la raza humana en monstruos que vivan y respiren en ambientes contaminados con la polución permitiendo que las industrias procedan sin control, un tema que seria parte de una saga en DAREDEVIL escrita por ya saben quien.
Sainte-Cloud volvería a aparecer en TAMAÑO-GIGANTE HOMBRE-COSA #2, reviviendo su experiencia con Sallis vía una vela alucinógena hecha por un misterioso fabricante de velas que había visto al Hombre-Cosa en Nueva York siendo llevado a un teatro para exhibirlo como un fenómeno con el patrocinio de la viuda y la hija de F.A. Chista.
Por supuesto que al final, el fangoso ser escapa.
Mientras en la colección normal, el veterano Jim Mooney seria el dibujante oficial a partir del numero 17 hasta su cancelación en el numero 22. Su estilo de narración grafica sin complicaciones se acopló bien a lo que surgía de la mente del escritor.
En TAMAÑO-GIGANTE HOMBRE-COSA #3, la criatura y los personajes secundarios místicos van a la dimensión de Korrek para ayudarlo contra un trío de villanos muy peligrosos, pero la batalla final es traída a Citrusville donde aparentemente muere Dakimh. Jennifer Kale lanza a los villanos hacia el espacio exterior dentro de unos capullos. La joven y sus hermanos entierran a Dakimh en el pantano, mientras el Hombre-Cosa intrigado por la tristeza de ellos, solamente los sigue.
El ultimo arco de la colección trataba con un trabajador hipermasculino llamado Josefsen que es obligado a pasar al retiro por tener 65 años, él entonces arrasa con todo lo que tiene en frente convertido en el Vikingo Loco causando algunas muertes.
Una mujer llamada Olivia Selby causa disturbios en una quema de libros en la secundaria de Citrusville que llevaría a una masacre de profesores.
La intervención del Hombre-Cosa lo llevaría a ser arrojado a la planta de saneamiento de aguas residuales de la localidad, eso lo ayudaría a incrementar su habilidad de dejar el pantano.
Rory seria despedido de la radio por hablar en contra de la quema de libros en el aire. Luego, Rory intentaría irse a Atlanta con la compañía del Hombre-Cosa y la hija de Olivia, Carol Selby.
Ya en Atlanta, el ser que no piensa saldría del hotel donde los tres pasaban la noche y se encuentra con un culto satánico que esta a punto de sacrificar un infante, el monstruo logra salvarlo.
El grupo conocería a Robert Nicolle, un sujeto que no tiene sensaciones físicas ni sentimientos quien utiliza la identidad disfrazada del criminal llamado Carroñero.
Su hermana Dani Nicolle tiene sus propias sensaciones sobrecargadas y debe proyectarlas hacia objetos que llama Las Cajas de Pesadilla.
Estas Cajas de Pesadilla están para construir una pirámide para el beneficio del villano Thog, pero al usar una Caja de Pesadilla que contiene al Hombre-Cosa y Steve Gerber (¡¿?!) ambos comienzan a trabajar bajo las ordenes del espíritu de Dakimh, como la cima de la pirámide derrotando al Engendro-Infernal y salvando a la Tierra.
Una historia sobre personajes misántropos que han sufrido de niños relució en TAMAÑO-GIGANTE HOMBRE-COSA #4. La historia comienza en el funeral de un adolescente llamado Edmond y a pesar del encubrimiento, se descubre que era un chico con sobrepeso que era el blanco de las burlas de sus compañeros de escuela y la causa de su muerte fue que el profesor de educación física lo hace correr varias vueltas hasta provocarle un ataque al corazón.
Su espíritu vengativo posee al Hombre-Cosa en el clímax castigando a todos los involucrados.
Dedicado a todos los gordos y gordas que odian hacer ejercicios físicos desde su infancia.
Al llegar el final del primer volumen de la colección, sucedió algo que no debería ser inesperado para un comic parcialmente surrealista como este, Gerber se había insertado a si mismo dentro de la historieta del Hombre-Cosa.
Un recurso que ya había sido usado antes por muchos creativos en los comics, pero Gerber fue más allá de ser una breve aparición, él participa en su propia historia para narrarla desde su punto de vista.
En los dos últimos números veríamos que todo comienza con una conversación telefónica de Gerber desde St. Louis pidiéndole un trabajo en Marvel a su amigo, el editor Roy Thomas en 1,972.
Luego él le contaría a Thomas como Dakimh el Encantador periódicamente se aparecería en su apartamento, donde el hechicero le narraba las aventuras del Hombre-Cosa y él las escribía a máquina.
Gerber contaría como se involucraba personalmente en el resto de la historia y concluiría en la forma de una carta escrita a Len Wein, el entonces editor en jefe de Marvel, explicando porque este seria el último número de EL HOMBRE-COSA.
Esta es una de las más extrañas narraciones de Gerber, la aventura se lee en primera persona, recapitulando todo lo publicado y diciendo que tiene que detenerse de escribir esta serie porque se ha convertido en algo demasiado personal.
Para ser más especifico, es debido a que no quiere tener que salvar al mundo otra vez (y también por una baja en las ventas.)
EL HOMBRE-COSA tuvo una duración de 22 números, 5 especiales Tamaño-Gigante, 2 relatos en las revistas MONSTRUOS DESATADOS #8-9, todos escritos por Gerber.
A diferencia de muchas historietas de horror canceladas, esta tuvo una conclusión simpática.
Y ha sido una referencia obligatoria para escritores que se han destacado como Neil Gaiman, Grant Morrison y Nancy Collins siendo objeto de culto para el género del horror psicológico.
En los años ochentas, Alan Moore durante su estadía en la historieta de la criatura pantanosa de la Distinguida Competencia, incorporó entre muchas cosas, elementos sobrenaturales y apreciación por el medio ambiental en una poderosa historia de amor. Lo que llama la atención es que muchos de esos elementos también figuraron en el Hombre-Cosa de Gerber.
En 1,978, en EL ARRASADOR HULK #7 apareció una nueva aventura del Hombre-Cosa por Gerber con dibujos de Jim Starlin.
Esta era la primera vez que Gerber escribía una historia completa de la criatura del pantano desde 1,975.
Como todas sus historias anteriores, esta era un clásico ejemplo de la conocida locura de Gerber, figurando mujeres salvajes en el pantano y el Hombre-Cosa fundiendo sus manos juntas cuando el momento del temor llega.
El arte de Starlin con entintado de Bob Wiacek se ve bien en la revista de blanco y negro.
Hay que apreciar los paneles finales donde el macabro monstruo lentamente se hunde dentro de los pantanos.
¿Acaso esto fue hecho con el mensaje encubierto que seria la ultima vez que Gerber escribiría una historia del Hombre-Cosa? Parece que así fue.
En 1,979, la editorial quiso darle una nueva oportunidad al Hombre-Cosa, asignando al escritor Michael Fleischer y al dibujante Jim Mooney para trabajar en el segundo volumen.
Para todos los que leyeron los primeros tres números, están de acuerdo en que Fleischer escribía como si no le interesara el personaje.
Una gran carga negativa por parte de los lectores y críticos contra el trabajo de esta dupla creativa, hizo que Marvel los reemplazara con el popular escritor de LOS INEXPLICABLES HOMBRES-X, Chris Claremont, con dibujos de Don Perlin a partir del numero 4.
Claremont trató de seguir la pauta de Gerber a su manera, también se concentró en personajes secundarios para hacer ver las reacciones del Hombre-Cosa ante ellos. Algo que no le resultó fácil de hacer.
Como Claremont también escribía (en ese entonces) DR. EXTRAÑO, logró hacer que Jennifer Kale conociera al Hechicero Supremo.
También él aprovecho para cerrar cabos que había dejado sueltos cuando trabajó en la historieta LA GUERRA ES UN INFIERNO.
Pero sus historias daban resultados poco satisfactorios, tanto en lo comercial como en lo creativo, volviendo a cancelarse EL HOMBRE-COSA en el numero 11.
El personaje fangoso no fue olvidado, porque Marvel mantuvo su presencia activa en la continuidad hasta el día de hoy, ya sea como invitado especial en alguna colección ó participante en una saga, en este año lo vimos en LOS RELAMPAGOS ó FRANKEN-CASTLE.
Pero la criatura con musgo todavía es incapaz de sostener su propia historieta mensual como cuando era manejada por el finado Gerber en el siglo pasado.
La adaptabilidad del comic para entrar en varios géneros al mismo tiempo fue una gran ventaja; algunos números son obras maestras y otros fallaron en serlos, pero esto fue inevitable en su búsqueda de tratar una y otra vez hacer esas historias de terror nada típicas.
La premisa no es complicada, el personaje debe ser usado como observador, como catálisis o raramente el enfoque de sus aventuras.
Actuando sin pensamiento consiente, el Hombre-Cosa protegería al inocente y pondría fin a las emociones negativas de odio, violencia, furia y miedo.
Quizás simplemente fue una expresión grafica de los años setentas, porque las extremas peculiaridades de la colección original nunca se han logrado duplicar. Todo Dicho.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.