martes, 24 de enero de 2012

EL HOMBRE ARAÑA CONOCE EL DESAFIO DE SEGUIR SIENDO DAREDEVIL.

En el mes pasado, yo estaba escribiendo cuan bien encaminada esta la historieta del Temerario.
Ahora es el momento de ver la reacción de uno de los héroes insignes de la editorial, haciendo su presencia en esta renovada colección: el amigable vecino Hombre Araña.
“El Diablo y los Detalles” es una aventura de dos partes que se publican cada una en EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA y DAREDEVIL en una historia bien planteada por Mark Waid, Emma Rios, Kano y Javier Rodríguez.
Sin arruinar las sorpresas, les diré que es un cuento bien armado.
Ellos son un gran espejo del uno al otro en algunas formas. Uno de los aspectos de ser el Hombre Araña es que él es un tipo que a menudo se disfraza para salir a combatir el crimen como una forma de tratar con el estrés que tiene en su vida civil, lo cual es donde así comienza esta historia y proporciona la razón entera por estar envuelto en el caso.
Para D.D., es la misma forma. Su rasgo que lo define por los últimos treinta años ha sido que no importa que clase de carga monumental él tiene que cargar sobre sus hombros, él siempre enfrenta el peligro cabeza en alto, saltando hacia ello sin un rastro de miedo. Ha sido parte de su estilo.
Desde que Waid con Paolo Rivera y Marcos Martin relanzaron la colección, esta ha sido llevada con más optimismo que con depresión suicida. Pero siempre esta allí, esa disposición para encarar el peligro al lanzarse el mismo hacia el, sin tener en cuenta las consecuencias que pudiera sufrir para lograr el triunfo final.
Un truco brillante es como se establece en la historia para que gire alrededor de los problemas particulares que los dos héroes tienen en estos momentos Y como ellos asumen su papel en esos aspectos definitivos al mismo tiempo.
Sorpresivamente para nadie, Peter Parker da inicio todo al tener problemas con sus amigas y todo lo que experimentara a través del resto de la historia es por ese trozo de la infame suerte Parker directo en su centro. Esta enfocado en ese aspecto de su personaje y la idea que aunque utiliza su persona como el Hombre Araña para evadir sus problemas, él nunca realmente gana. El arco entero esta construido alrededor de esa idea, ejecutándolo de tal manera para entretener a los fanáticos marvelianos.
Al mismo tiempo, hay algo que se esta formando alrededor de ese defecto fatal del Temerario y que se ha estado construyendo desde que comenzó esta colección. A prestar atención que la advertencia esta hecha-
Ahora hablemos del tercer miembro de este triangulo: la Gata Negra.
Ella funciona en esta historia como la intersección perfecta entre Arañita y D.D.
Recuerden que esta anti-heroína felina esta dispuesta a tener una relación con él, sin ataduras, “amistad con beneficios” como se vio durante “un nuevo día.”
Esta es la misma Gata Negra, como fue originalmente creada, como alguien que esta encaprichada por el Hombre Araña hasta el punto de obsesión. Lo que su personalidad “ha tenido siempre” es que ella tiene lujuria por el héroe arácnido porque lo respeta como aventurero disfrazado igual que es ella y cualquier cosa que se interponga en esa fantasía, como saber que debajo de esa mascara esta un tipo normal con problemas personales que no se relacionan cuando se comporta como el Hombre Araña, es un fastidio.
Para Daredevil, ella es una bella mujer que causa cosas malas a la gente que esta alrededor de ella.
Hay algunos toques pintorescos en la historia, como ejemplo, el pedido embarazoso de ayuda de Arañita. Muy de su personaje.
Para que estos superhéroes trabajaran bien, ha sido de gran ayuda la labor de los dibujantes Rios y Kano.
Ellos lograron salir adelante con tres diferentes y reconocidos personajes que hacen lo mismo, columpiarse entre edificios, dar de golpes y cosas así.
La agilidad y los movimientos han tenido que ser más notables que lo usual porque se necesitó que se vieran dinámicos, aun hasta cuando tenía que hacer contraste entre ellos, lo que fue toda una tarea importante que fue cumplida.
De las dos cubiertas publicadas, la mejor portada es la de Paolo Rivera.
Rivera funciona bien en DAREDEVIL, pero su Hombre Araña es bueno también. Cuando se ve esa simple idea de hacer posar a los dos personajes como una especie de reflejo de cada uno, es algo que termina siendo perfecto.
El equipo creativo de esta aventura ha puesto un monto increíble de artesanía de alto grado en su trabajo que merece un saludo de sombrero, incluyendo al letrerista Joe Caramanga y al editor Stephen Wacker, a quien Waid acredita haber escrito la gran línea final del Hombre Araña.
Hasta el próximo Equipo Maravilla.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.