miércoles, 11 de enero de 2012

LA PELICULA PILOTO DEL PALADIN QUE PASEA POR LAS PAREDES.

Fue en 1,977 cuando debutó en las pantallas de televisión “El sorprendente Hombre Araña” en el canal de televisión CBS. Esta película para televisión de 90 minutos que también servia como piloto fue producida por Columbia Pictures Televisión. Fue protagonizada por Nicholas Hammond como Peter Parker / Hombre Araña. Escrita por Alvin Boretz y dirigida por E.W. Swackhamer.
Desde el momento en que los créditos aparecen, existe decididamente una falta de calidad. La música de Charles Fries no es exactamente inspiradora ni memorable (a diferencia de los temas de Hulk, Mujer Maravilla o Batman) al pasar los créditos iniciales, uno puede sentir que las cosas fueron hechas con un bajo presupuesto.
Todo comienza en New York, cuando un extraño ruido interrumpe la consulta de un medico, ante el asombro del paciente, este doctor recoge su abrigo y sale del lugar como si estuviese en un trance. Después, un abogado se detiene en medio de su argumento final y abandona la corte del mismo modo. Los dos convergen en las afueras de un banco, sacan armas, se ponen mascaras contra gas, lanzan una granada de humo y proceden a robar el banco. Al salir de allí, ellos conducen en un auto cruzando la ciudad y en eso, ellos dirigen su auto hacia una pared de ladrillos e impactan. Luego aparecen dos sujetos con cara de malosos de entre las sombras, les quitan unos prendedores estilizados a los desmayados ladrones de sus solapas y escapan con el dinero robado.
Hasta aquí no esta mal, uno ya acostumbrado a una dieta regular de crimen mezclado con ciencia ficción hubiese asumido que estaría a punto de ver a un súper villano detrás de todo esto. Pero realmente no sucede eso. Lo que tendremos es un caso de chantaje y control mental por parte de un guru de la nueva era con una predilección por el abuso verbal que incluye insultos, este tipo pone en jaque a la ciudad al amenazar con ordenar que 10 personas desconocidas cometerán suicidio, sí él no recibe 50 millones de dólares y un avión para salir del país.
Así queda establecida la amenaza, ¿pero como sabemos que es una amenaza real? De acuerdo con uno de los diálogos de Peter Parker, “ellos han estado haciendo experimentos y ellos pueden obligar a las personas para hacer cosas en contra de su voluntad.” Quienquiera que sean “ellos” a los que se refiere Parker, nadie lo sabe. Es una de esas líneas que lo ponen inquieto al espectador por la tendencia a lo absurdo que afecta la línea entre lo creíble y lo increíble.
Pero no nos adelantemos, se puede pensar que Boretz y Swackhamer están siguiendo las órdenes para hacer un trabajo barato y decente al inventar un misterio interesante.
Y cuando la amenaza es finalmente revelada, es lo suficientemente bien aceptada al enlazarla con la paranoia al respecto de la fama en la cultura popular de los gurus, predicadores y tipos que incitaban auto-ayuda en los años setentas.
Ahora veamos la presentación de nuestro héroe y aquellos que lo rodean. Parker es un estudiante universitario obteniendo su doctorado en física y tratando de obtener dinero extra al vender fotos al “Diario El Clarín” (la primera vez que vi a Hammond fue al aparecer como uno de los hijos del Barón Von Trapp en “La Novicia Rebelde”/“The Sound of the Music.”)
El problema es que sus fotos son más artísticas que noticiosas y el editor / dueño del periódico, J. Jonah Jameson, no las necesita (David White, actor que se hizo conocido mundialmente por trabajar en la teleserie cómica “Hechizada” haciendo de Larry Tate por 9 años, fue quien representó al vociferante editor. Cuando comenzó la irregular teleserie de Arañita, Robert F. Simon seria quien interpretase al irascible editor, este actor era conocido por varias teleseries de su país, incluyendo el papel de suegro de la bruja Samantha en “Hechizada.”)
Aquí es donde todos observamos el primer cambio importante en la fuente del material conocido del personaje. En lo que uno asume es un intento para captar más publico (de los que NO leen NI compran historietas) este Parker no aparenta ninguna de las fallas de su contraparte de historieta. Se le ve algo “nerd” pero no es ese chico flaco nada interesante con lentes que necesita desesperadamente una renovación en su vida.
Hum, este Parker es un universitario inmerso en la ciencia y esta en camino de obtener su doctorado. Excepto por el hecho que él esta buscando algo de ingresos extras, él tiene una vida muy dulce. Y él podría vender esas fotos si él no fuese demasiado artístico con sus tomas. Su contraparte de historieta tiene que sacar fotos para sobrevivir, la pensión de su tía May no es suficiente para los dos al morir el tío Ben quien era el sostén familiar.
Ah, el tío Ben, aquí no hay mención del personaje que es clave en la decisión de ser héroe en los comics. Este Pete de cabello largo vive en la casa de su amable tía May que tanto lo adora en un vecindario bastante simpático. Pero la participación del personaje en esta versión televisiva lo hace ver tan innecesario que ella solo participara en este primer episodio.
Durante unos experimentos radiactivos que realiza Peter, una araña se escurre en el laboratorio, sin darse cuenta él y un compañero, el arácnido recibe una fuerte dosis de radiación y sobrevive, luego Parker es picado en una mano (eso es algo que no es alterado del origen del personaje) la picadura no le parece ser mortal para Pete, quien solo atina a frotar su mano y retirarse del laboratorio.
Mientras, otro robo por personas controladas mentalmente se lleva a cabo, un juez es el culpable ahora, luego de asaltar un camión blindado, se sube a su carro y parte del lugar. El todavía inquieto Parker aparece caminando en el paso del carro.
Afortunadamente para él, en su mente recibe alguna especie de visión de peligro inminente (el famoso “sexto sentido”: Sentido de Araña) a pesar de la advertencia, en vez de apartarse del peligro, comienza a correr hasta llegar a un callejón estrecho y en un claro saludo al origen del comic, Parker evita el impacto saltando y escabulléndose por la pared.
Luego de la obligatoria escena de mostrar aturdimiento y sorpresa por parte del protagonista al ver que es capaz de subir por las paredes, aparece un nuevo personaje que fue incluido en la teleserie, el capitán Barbera de la policía de New York interpretado por Michael Pataki (otro veterano actor conocido en teleseries a quien lo vi por primera vez en un papel de guerrero klingon en “Viaje a las Estrellas”) aquí su presencia es discutible ¿elemento respetable o cómico? Bueno, alguien en el lado de la ley tiene que perseguir al Arañita por tomarse la atribución de ser un misterioso tipo que no sigue las reglas.
Volviendo a la película, Pete decide que debe probar sus nuevos talentos trepando todas las paredes y el techo de la casa de su tía May ¡a plena luz del día!, aquí el publico debe soportar una pésima secuencia de efectos visuales, con imágenes sobre impuestas del actor o del doble arrastrándose en el exterior de la casa.
Lo que empeora todo es cuando la cámara se mueve sobre Hammond, pero la cámara que filma la casa esta quieta, causando el efecto que Parker este deslizándose en vez de solo reptar. Otro recordatorio que esta película no tuvo un gran presupuesto.
Sin embargo, a esto le sigue un mejor trabajo con los cables invisibles, cuando Parker trepa de arriba hacia abajo en la pared de un edificio en frente de varios testigos (después de asustar a un ladrón de carteras e impedir su escape) esto es lo más cerca que se obtiene como una reacción realista de ver al Hombre Araña en acción. El ladrón esta congelado en su posición al verlo con desconcierto. El resto de la gente no tiene problemas creyendo lo que esta viendo, y esta es la causa para que Jameson comience a considerar que tener fotos de este “Hombre-Araña” podría hacer vender muchas copias del periódico. Fin de la primera parte.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.