martes, 31 de enero de 2012

HOMBRE ARAÑA: EL TRASGO EN EL CORTE DE SU CREADOR.

En los años ochentas, en el grupo Marvel, había cierta presión de volver a utilizar al Duende Verde de alguna forma. En aquel tiempo, todavía se creía que regresar de los muertos a Norman Osborn no seria considerada una buena idea.
El escritor Roger Stern, quien estaba escribiendo una de las colecciones del Hombre Araña, no pensaba en entregar el disfraz del Duende Verde a otra persona o hacer que el ya curado Harry Osborn asumiera nuevamente la identidad disfrazada; Stern tomó la decisión de hacer una nueva postura sobre la identidad del Duende y de allí salio la idea del Hobgoblin (el Trasgo) que se vio plasmada en EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA.
En los años noventas, circulaba el rumor que Stern al abandonar la historieta del trepador de paredes, no había informado a su editor Tom DeFalco de la verdadera identidad del villano que se había convertido en un popular “misterio del Hombre Araña” al estilo Steve Ditko-Stan Lee.
La verdad fue que en los primeros meses, DeFalco no sabía a quien iba a señalar Stern como el Trasgo cuando estaba editando las historietas del Hombre Araña.
Presumiblemente, DeFalco confiaba que Stern se lo confiaría en tanto siguieran las historias con el enigma.
Sin embargo, DeFalco dejó de ser el editor para ser el escritor de EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA y reemplazar a Stern quien dejó el puesto libre, no sin antes decirle que él intentaba revelar que Roderick Kingsley es el Trasgo.
Kingsley es un personaje que Stern había creado cuando escribía PETER PARKER, EL ESPECTACULAR HOMBRE ARAÑA y lo había incorporado en la otra colección.
Pero DeFalco pensó que Kingsley no podía ser el Trasgo por lo que sucedió en EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA # 249, en donde se ve a Kingsley en la misma habitación con el Trasgo combatiendo con Arañita.
En esa habitación también estaban presentes los sospechosos que Stern pensaba señalar y dejar más pistas para que los fans comenzaran a descifrar el misterio, como pueden ver en el último panel de la página 16, cuando Roderick dice “¡él…él podría ser hasta uno de nosotros!”
Lo que Stern quería preparar era el ángulo de que no había un Kingsley, sino DOS Kingsleys. Un hermano menor llamado Daniel que con afeites se hacia pasar por Roderick para cubrir sus desapariciones como el Trasgo.
En el siguiente numero (el 250), Stern definitivamente trata de establecer el ángulo del impostor, lo pueden ver en la imagen de la pagina 10, Daniel no sabe el nombre correcto de la chica.
Obviamente que eso tiene sentido cuando ya se conoce todo el esquema hoy, pero en ese momento, recién estaba comenzando el camino para revelar la verdadera identidad del Trasgo.
A DeFalco no le gustó esta dirección, Daniel nunca había aparecido en las historietas hasta el momento y pensaba que la idea del “gemelo malvado” no era jugar limpio los lectores. Así que él no se ocupo de seguir mencionando al otro hermano.
Pero Stern nunca dijo que fuesen gemelos malvados especialmente cuando ellos NO son gemelos idénticos y Daniel verdaderamente es el “bueno” del par de hermanos.
Según DeFalco, su candidato para ser el Trasgo fue Richard Fisk, hijo del Rey Alfiler del Crimen y Kingsley (él tenia muchas relaciones con la industria de la moda) iba a ser desenmascarado como La Rosa.
Al final, el elegido para ser La Rosa fue Richard Fisk y DeFalco cooperó con la oficina Arácnida en dejar pistas que apuntaban al reportero Ned Leeds como el Trasgo.
Como todos sabemos, la revelación que Leeds fue (todo este tiempo) el Trasgo fue post-mortem. Y como ya lo dije, muchos estaban incómodos con esta decisión, no podían creer que alguien tan súper poderoso, ladino y cerebral como el Trasgo, siendo Ned, fuese tan fácil de emboscar por unos pistoleros de películas de espías, capaces de romperle su brazo y eliminarlo.
Con Jason Macandale (ex – Calabaza Flamígera convertido en el actual Trasgo) a pesar de haberlo dotado de poderes demoníacos, quitándoselos después y luego convirtiéndolo en un cyborg, los lectores mostraban síntomas de desinterés al ver en las historietas a ese sujeto tedioso.
Al volver Stern a trabajar con Marvel, él les propuso la idea de escribir una mini-serie donde revelaba que el Trasgo realmente era Roderick Kingsley, donde por fin completaría su trama de “mi hermano es mi doble” y veríamos a Daniel Kingsley hacer su primera aparición COMO Daniel Kingsley.
Además, esto servia para explicar que Ned Leeds había sido sujeto a un lavado cerebral para seguir las órdenes de Kingsley, probando ser que había sido otra pobre alma que fue controlada y perjudicada al igual como Lefty Donovan y Flash Thompson habían sido dañados en el pasado.
La razón del retorno del villano es sentirse insultado, con su nombre de batalla siendo sinónimo de perdedor y asesinando a Macandale para recuperar el papel del Trasgo.
HOMBRE ARAÑA: EL TRASGO VIVE fue un pequeño consuelo al tener a Stern terminando la historia del Trasgo como él originalmente la había planeado durante sus años escribiendo EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.