sábado, 30 de julio de 2011

FENIX: MORIR O NO MORIR, ESA ES LA CUESTION.

Hace mucho tiempo atrás, Chris Claremont (escritor de los Hombres-X), Roger Stern (editor de los Hombres-X) y Jim Shooter (editor en jefe) discutían un nuevo arco de historias para los alegres mutantes.
Según Shooter, él les comentó que Marvel tenia muchos villanos que se convirtieron en héroes, pero no tenían un héroe que se volviera malo, así que le sugirió a Claremont que transforme a Fénix, permanentemente en forma irrevocable, en una villana que sea como el “Doctor Doom” para los Hombres-X.
La idea fue bienvenida porque se comenzó a trabajar en lo que seria la aventura que propulsaría a los Hombres-X a la cima, UNA RAPIDA RECOMENDACIÓN: LA SAGA DE FENIX OSCURA.
Cuando se aproximaba el final, Shooter revisó las paginas listas en donde estaba incluida las escenas de destrucción y genocidio hechas por Fénix, (La escena original escrita por Claremont donde Fénix Oscura destruye un planeta DESHABITADO y luego es atacada por una nave Sh’iar sin provocación, fue cambiada por Byrne. Ahora se veía que Jean destruye un planeta HABITADO por una raza llamada D’Bari, comprensiblemente esto fastidió a sus aliados Sh’iar que se lanzan al ataque del ente aludiendo “en defensa de sus planetas aliados.” Toda una completa villana) eso le despertó la curiosidad de ver como se desarrollaba la historia y pidió que le mostraran todo lo que hasta ese momento se estaba preparando.
El último número estaba en etapa de planificación y John Byrne no había comenzado a dibujarlo.
Ahí el editor en jefe se dio cuenta que la idea de Fénix convirtiéndose en un “Dr. Doom” fue descartada por el equipo creativo, ellos habían hecho que Jean Grey estuviese poseída por una entidad maligna llamada “Fénix Oscura,” y una vez que eso abandonara su cuerpo, todo estaría bien en el mundo.
Según el equipo creativo, no había problemas éticos con el universo (en medio de todo esto, Stern dejo su puesto como editor que fue cubierto por Louise Jones.)
Dentro de la trama, de alguna forma se limpiaría la mente de Fénix y la dejarían en paz. Ella volvería a la mansión X a seguir comportándose como si nada hubiese sucedido.
Aparentemente, Jean Grey seria despojada de sus inmensos poderes para siempre y ese era el final planeado por Claremont y Byrne juntos.
Shooter sentía había un problema moral con el personaje, parte de su trabajo es asegurarse que los personajes sigan en su carácter, y ordenó que cambiaran ese final; “un final pobre porque se vería como una salida fácil.”
Claremont enfurecido le pregunto cual final seria adecuado.
Como Fénix estaba librándose fácilmente de la carga, Shooter sugirió que ella debería estar prisionera bajo eterna tortura por sus actos criminales (¿a pesar que no estaba en sus cabales en el momento que los cometió?) en alguna prisión interestelar de súper seguridad.
Claremont respondió que los Hombres-X nunca permitirían eso y saldrían a rescatarla (¿? ¡!) y que la historia se convertiría en un circulo.
Shooter le ordeno que se le ocurriera un final.
Claremont y Byrne deben haber tenido una gran conversación en esa noche (¿posiblemente el inicio de las reyertas entre ellos?)
Al día siguiente, Claremont arrebatado le dijo que lo único que se podía hacer era matar a Fénix.
Shooter lo aceptó, “yo no creo que él esperaba que yo dijera eso, como matar personajes no se estaba haciendo en esos días, Chris andaba con rodeos ¡pero entonces yo fui insistente! Ella esta moribunda. Eso es. Chris se fue de la oficina y varios minutos después recibo una llamada telefónica de John que comenzaba preguntándome si yo estaba demente. Yo insistí en la solución.”
Ahora se buscó una manera de eliminarla en la historia, mediante el suicidio.
Claremont propuso que ella se quitara la vida con una antigua arma Kree dejada en el área azul de la Luna.
Hasta esto fue saboteado por más reyertas con Byrne, porque el dibujante (como co-argumentista) quería que fuese un arma de la casa del Vigilante (miembro de una raza de extraterrestres que solo observan y anotan los acontecimientos que suceden el universo) que también se encuentra en esa área azul.
Pero cuando Byrne dibujó esas paginas, a él no le gusto seguir con su idea y lo cambió.
Para ese momento, Claremont expresó estar muy deprimido por toda esta situación, así que él solamente decidió seguir con la corriente, pero las acciones de Byrne solo pudieron haber apresurado el rompimiento del equipo creativo.
Para consolar a los simpatizantes del personaje (y ganar unos dólares con el espectáculo) se publicó la aventura especial FENIX: LA HISTORIA NO CONTADA que mostraba un final diferente publicado en INEXPLICABLES HOMBRES-X # 137.
Originalmente, los Sh’iar síquicamente le hacían una lobotomía a Muchacha Maravilla que debió salir en el numero 136.
Incluido en ese numero especial, hay una discusión entre John Byrne, Chris Claremont y miembros creativos de los Hombres-X, sobre el tema.
Aquí hay un pasaje que nos debió alertar para un posible futuro:
John: el intento original para convertirla en una pésima villana se me vino abajo a dos tercios del camino en ello, cuando de pronto yo comencé a pensar, “nosotros estamos haciendo esto a Jean Grey, con quien yo siempre he estado profundamente involucrado…”
Louise: ¡si!
Chris: ¡SI!
Louise: yo pienso que Chris sintió de la misma manera. Yo pienso que él no podría hacer que ella sea verdaderamente maligna.
John: todo lo que yo pensaba era hacer a Fénix mala y entonces sacarle todo el Fénix fuera de Jean.
Louise: yo no creo que Chris pudiese haber hecho eso.
John: yo tengo una forma de hacer eso. ¡Nosotros hablaremos!
Chris: ¡un poco tarde ahora!
John: ¡NO!
Chris: ¿HUH?
Resumiendo, ambos afirmaron que su plan era que Jean había sido poseída por la entidad cósmica maligna “Fénix Oscura” y una vez “removida” de Jean, ella volvería a ser buena y no culpable de nada.
Ellos habían pensado en hacer regresar a “Fénix Oscura” de vez en cuando para que poseyera a Jean de nuevo (quizás no como un “Doctor Doom” pero como una amenaza recurrente, tanto así que ellos ya tenían planificada la siguiente aparición de Fénix Oscura.)
Pero en los meses que siguieron, las discusiones entre ambas “prima donnas” sobre la caracterización de los personajes, la dirección a seguir, entre varias cosas, los lectores verían el fin de una ingeniosa sociedad de dos CREADORES CON CACUMEN QUE CHOCARON POR SUS CONTROVERSIAS.
Ambos han tenido que aceptar hasta el día de hoy, que en el momento en que Shooter decidió matar a Jean Grey, terminó siendo algo acertado, ya que eso hizo que su historia fuese mejor y más poderosa.
Esta saga seria la que impulsaría la reputación de los Hombres-X hasta lo más alto del género de superhéroes.
Escrito por Héctor Augusto Sovero Gastañeta.
P. D.: no me asombre mucho cuando "Juana Gris" hizo su retorno de entre los muertos en Factor-X. Dado su lugar legitimo entre los mitos de los Hombres-X y como muchos, yo cedí ante la explicación / historia propuesta en EL REGRESO DE MUCHACHA MARAVILLA AL UNIVERSO MARVEL.
Después de todo, el personaje, todos los personajes, de cualquier época, genero o editorial en el mundo, tienen algo del Ave Fénix en ellos.